Mi monstruo y yo

Guión: Robert Nelson Jacobs. Intérpretes: Alex Ethel, Emily Watson, Ben Chaplin, David Morrissey, Brian Cox. 111 min. Todos.

Llega al cine la adaptación de otra de las novelas del autor inglés de 86 años Dick King-Smith, conocido por la muy popular Babe, el cerdito valiente, llevada al cine con éxito por Chris Noonan en 1995.

Esta vez se trata de contar la relación entre un niño y el célebre monstruo del lago Ness, del que por fin, sabremos su origen. El guión lo firma el autor de Dinosaurio, la película de Disney estrenada en 2000. Las compañías implicadas en la producción son las responsables de dos sagas cinematográficas de enorme éxito: El Señor de los Anillos y Las Crónicas de Narnia.

Son algunos datos que sirven para situar esta cinta familiar, amena, tierna y divertida, rodada con gran perfección técnica en bellos parajes de Nueva Zelanda, el país de moda en el cine actual cuando se trata de contar grandes historias de fantasía que se desarrollan en hermosos parajes naturales.

La película no es especialmente original pero sabe jugar bien unas cartas que, sin ser muy buenas, tienen bastante encanto. El protagonista es Alex Etel, estupendo pequeño actor que ya nos deslumbró en Millones. Los técnicos en efectos especiales logran un monstruo muy simpático, al que vemos crecer en situaciones muy divertidas que dan paso a otras situaciones más dramáticas con la Segunda Guerra Mundial como telón de fondo.

En resumen, otra muestra de la buena cosecha de cine familiar que está obteniendo Walden Media, la productora de títulos como La telaraña de Carlota, Mr. Magorium y la tienda mágica, Un puente hacia Terabithia, Las Crónicas de Narnia. Sus próximos estrenos en 2008 serán La isla de Nim, Las cartas del diablo a su sobrino y El Príncipe Caspian, otra entrega de la saga Narnia. La estrategia de esta compañía cinematográfica parece clara y podría formularse así: como no nos convencen los guiones originales que nos llegan, adaptamos las novelas que más nos gustan y que ya tienen muchos seguidores, y ellos irán a ver nuestras películas si acertamos con nuestra lectura de sus novelas preferidas.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print