La vida sin Grace

Guionista: James C. Strouse. Intérpretes: John Cusack, Alessandro Nivola, Shélan O’Keefe, Gracie Bednarczyk, Marisa Tomei. 90 min. Jóvenes. (D)

Grace era sargento del ejército norteamericano; estaba destinada en Irak y allí ha fallecido en combate. Estaba casada con Stanley, con el que había tenido dos hijas, Heidi (11 años) y Dawn (8). Ahora Stanley -empleado de un supermercado de bricolaje después de abandonar forzosamente el ejército a causa de su miopía- tiene que comunicar a sus hijas el fallecimiento de su madre y no se siente capaz.

Dos premios en Sundance (guión original y película preferida del público) y otro en el festival de cine norteamericano de Deuville (de la crítica) ha recibido esta sensible y emocionante ópera prima de James C. Strouse, protagonizada por un excelente John Cusack.

No se trata de una película entre tantas que cuestionan la moralidad de la intervención norteamericana en Irak, sino de una road movie sobre un padre que viaja con sus hijas desde Illinois hasta Florida para darse y darles tiempo antes de asumir que Grace se ha ido. Al ritmo de la hermosa música compuesta por Clint Eastwood (el tema y el tratamiento de la película le van como anillo al dedo al polifácetico artista californiano), Strouse cuenta una historia intimista y muy emotiva sobre la vida y la muerte, sobre aquello tan universal -y con frecuencia banalizado por el cine- de que se muere como se vive.

Los impactantes registros interpretativos ayudan a entender que a los actores hay que dirigirlos para obtener el tempo y la intensidad adecuada para que lo que se cuenta -especialmente si es un drama cargado de emociones- no se malogre y termine siendo una TV movie lacrimógena. Es el caso de Cusack, que en otras muchas películas está pasado de rosca y falto de un director que lo meta en cintura e impida un carnaval de muecas. La composición del personaje de la hija mayor, tan parecida a su padre, es magnífica y la manera de interpretarlo de la pequeña y primeriza actriz Shélan O’Keefe es portentosa.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print