La Sra. Parker y el círculo vicioso

TÍTULO ORIGINAL Mrs. Parker and the Vicious Circle

GÉNEROS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Director: Alan Rudolph. Intérpretes: Jennifer Jason Leigh, Campbell Scott, Matthew Broderick, Andrew MacCarthy, Tom McGowan.

Dorothy Parker, poetisa, escritora y guionista, formó parte del círculo de intelectuales que en los años 20 se reunía en la neoyorkina Mesa Redonda del Algonquin. Sus encuentros eran un cóctel de conversación ingeniosa, cotilleos y comentarios a la producción artística reciente.

El personaje de la escritora se presenta patético; pese a la belleza de su poesía, recitada a lo largo del film con breves insertos en blanco y negro, predominan las sombras en el cuadro de su vida. Se describen un matrimonio roto, un romance con Charles McArthur y el posterior desengaño, y una relación platónica con Robert Benchley -los dos estaban casados-, que aparece como su gran amor. Ella esconde sus desgracias tras una gruesa capa de cinismo, como si no afectaran a su brillante intelecto: así lo hace cuando decide abortar, ironizando sobre sus supuestos remordimientos, aunque en su interior, la Sra. Parker está desgarrada. El alcohol es el refugio donde trata de olvidar.

Alan Rudolph, director y coguionista, logra una película pulcra, esmerada y un tanto fría, de maravillosa ambientación. Como otros films sobre creadores artísticos -por ejemplo, Balas sobre Broadway, de Woody Allen-, maneja la equívoca idea de que éstos deben considerarse por encima del bien y del mal. El director no oculta las debilidades y el desencanto de su personaje principal -espléndida la actuación de Jennifer Jason Leigh-, pero evita juzgarlo y, por supuesto, condenarlo.

José María Aresté

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares