La leyenda de Bagger Vance

TÍTULO ORIGINAL The Legend of Bagger Vance

GÉNEROS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Director: Robert Redford. Guión: Jeremy Leven. Intérpretes: Will Smith, Matt Damon, Charlize Theron, Andrea Powell, Bruce McGill, Jack Lemmon. 125 min. Jóvenes.

Todas las películas de Robert Redford como director (Gente corriente, Un lugar llamado Milagro, El río de la vida, Quiz Show, El hombre que susurraba a los caballos) nadan en la alta mar del melodrama y bucean en conflictos morales de interés. En La leyenda de Bagger Vance emplea el golf como metáfora para hablar del swing del alma, de ese “ritmo interior” que toda persona lleva dentro, y que conviene recuperar cuando se pierde.

El joven protagonista perdió su swing -el de golfista y el de buen hombre- en las dantescas trincheras de la I Guerra Mundial. En 1931, cuando retorna a la sureña y depauperada ciudad de Savannah, su antigua novia, un niño entusiasta y un singular caddy negro, que parece caído del cielo, intentarán sacarle de su postración. Para ello, le animan a competir en un torneo de golf donde jugará contra los dos mejores profesionales del momento.

Adaptación de la novela de Steven Pressfield, el guión de Jeremy Leven, aunque muy bien trenzado, fractura su tono amablemente evocador en una torpe escena de iniciación sexual, y padece un recurso excesivo a ciertos arquetipos melodramáticos y a esa espiritualidad etérea y superficial de los trascendentalistas norteamericanos, ya esbozada por Redford en El río de la vida. Sin embargo, dibuja con hondura y capacidad emotiva la redención del protagonista, muy bien encarnada por el magnífico reparto, y desarrollada por Redford a través de una puesta en escena de gran belleza visual. En este resultado tienen un papel decisivo la espléndida fotografía del maestro Michael Ballhaus y la banda sonora, entre épica e intimista, de Rachel Portman, que confirma su altísima calidad como compositora de cine.

Jerónimo José Martín