Casi famosos

TÍTULO ORIGINAL Almost Famous

GÉNEROS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Director y guionista: Cameron Crowe. Intérpretes: Patrick Fugit, Billy Crudup, Kate Hudson, Frances McDormand, Jason Lee, Anna Paquin, Fairuza Balk. 122 min. Jóvenes-adultos.

Años 70. William es un adolescente que lo sabe todo sobre música. Su mayor ilusión es llegar algún día a escribir en una revista especializada. Una increíble carambola de coincidencias posibilita un encargo de la mítica revista Rolling Stone: cubrirá una gira del grupo Stillwater. Comienza entonces su rito de iniciación a la vida: el vértigo de la fama, las rencillas del grupo, el primer romance… Su madre, viuda, da su consentimiento a la marcha del chico. Pero no puede evitar preocuparse por él.

Nostalgia, nostalgia y nostalgia, que encandilará a los amantes de la música y, por extensión, a toda persona ilusionada en su quehacer profesional. Cameron Crowe (Singles, Jerry Maguire) escribe y dirige un film inspirado en recuerdos personales (Crowe hizo sus primeros pinitos periodísticos en Rolling Stone), con pulso seguro y música maravillosa. El guión, sólido, evita con inteligencia las simplificaciones. Igual se muestran los peligros de la fama (promiscuidad, drogas, vanidad tonta), que se da una visión equilibrada de la madre (sus hijos son lo que más quiere en el mundo, y no permitirá que nadie los eche a perder). Crowe apuesta por la mirada nostálgica y luminosa al mundo del rock and roll, y evita sumergirse en el lado oscuro que, desgraciadamente, existe. No lo oculta, pero prefiere resaltar lo luminoso e ilusionante. Quizá la experiencia catártica del avión puede parecer algo artificial, pero Crowe logra insertarla bien, de modo que la narración avanza. En la descripción de un ambiente donde el sexo sin compromiso y las drogas parecen lo normal, se adopta un tono casi siempre elegante, y el autodominio se refleja como la actitud más inteligente.

La historia interesa también por el perfecto retrato de los personajes. El joven y desconocido Patrick Fugit, con su aspecto inocente y a la vez espabilado, sostiene la historia (el punto de vista es el suyo) sin complejos; y tiene el apoyo de un reparto perfecto. Frances McDormand da vida a una madre protectora pero sensata, reconocible y creíble; Kate Hudson (Globo de Oro a la mejor actriz secundaria, un descubrimiento) es una chica fantasiosa, sin histrionismos; y Billy Crudup acierta en su papel de líder de la banda algo pasado de rosca y que empieza a ser consciente de que lo está.

José María Aresté

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares