Gana Scorsese… con un “remake”

79 edición de los Oscar

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Los miembros de la Academy of Motion Picture Arts and Sciences de Hollywood han debido de pensar que ya era hora de premiar al veterano Martin Scorsese (Nueva York, 1942), que acumulaba candidaturas desde hace 26 años.

A la séptima fue la vencida. La primera tentativa fue en 1981, cuando Scorsese pudo ganar con “Toro salvaje”, un vigoroso retrato de un boxeador interpretado por Robert de Niro. Luego vendrían candidaturas con “La última tentación de Cristo”, “Uno de los nuestros”, “La edad de la inocencia”, “Gangs de Nueva York” y “El aviador”.

Resulta chocante que se concedan cuatro premios (película, director, guión adaptado y montaje) a una película que no deja de ser un “remake” bastante fiel -en fondo y forma- a la cinta original, la hongkonesa “Mou gaan dou” (“Infernal Affairs”), estrenada, para más sonrojo, muy recientemente (2002). Cierto es que en “Infiltrados” están presentes casi todas las constantes temáticas y estilísticas del cine del director estadounidense: vigor visual, montaje rítmico y preciso, buen “casting”, música acertada, violencia brutal, lenguaje procaz, fascinación por los ambientes delictivos y la lucha por el poder en una sociedad corrompida… (ver Aceprensa 41/03 sobre la trayectoria del director).

El premio al mejor guión original fue para la película modesta más rentable del año, “Pequeña Miss Sunshine”, una comedia negra familiar de 8 millones de presupuesto que hizo 60 millones en la taquilla norteamericana y 35 más en el resto del mundo. El gran actor Alan Arkin (uno de los protagonistas de la excelente “Vidas contadas”) se ha llevado el galardón al actor secundario por su interpretación del abuelo de una exótica familia, un experto en pornografía y en consumo de drogas, que, eso sí, quiere mucho a su nieta y decide transmitirle algo de sus valores… Hay críticos que, después de entrevistar a Jonathan Dayton y Valerie Faris, el matrimonio que escribe y dirige la cinta, han señalado que la película es en el fondo un elogio de la familia y una crítica -otra más- del lado oscuro del “American way of life”. A mi juicio, la película es hábil, pero no deja de ser bastante complaciente en su discurso, que termina reduciéndose a vive como quieras, lo importante es querer, convivir y no juzgar…

Helen Mirren cumplió los pronósticos y se llevó el premio a la actriz principal por su regio papel en “The Queen”, una magnífica película que merecía bastantes premios más por su original y lograda simbiosis entre el vigor dramático de la ficción y la contención del documental.

Otro rey, Forest Whitaker (“El último rey de Escocia”) ha sido el merecido mejor actor principal, por su impresionante manera de encarnar al sanguinario dictador ugandés Idi Amin Dada en una película que hace demasiadas concesiones a lo comercial.

La cantante y actriz debutante Jennifer Hudson (“Dreamgirls”) logró con su primera aparición en la gran pantalla el Oscar a la actriz secundaria. Menuda carrera la de esta joven de 25 años, ganadora en 2002 del concurso American Idol. El Oscar es merecido, aunque la película no sea nada del otro mundo.

El mejor documental fue para “Una verdad incómoda”, con la presencia estelar de Al Gore advirtiendo de la necesidad de frenar el cambio climático. Se trata de un premio que vuelve a poner de manifiesto el alto grado de creatividad y versatilidad del género documental. La cinta no deja de ser un mitin, pero es un buen mitin.

Los pingüinos bailarines de “Happy Feet” vencieron a “Cars” en la carrera por el Oscar de cine animado. La cinta de animación más taquillera del año, “Ice Age: El deshielo”, con unos impresionantes 650 millones se quedó fuera de la liza.

“La vida de los otros”, ópera prima escrita y dirigida por el alemán Florian Henckel von Donnersmarck, se llevó el premio a la cinta en lengua no inglesa, superando a “El laberinto del fauno”, del mexicano Guillermo del Toro, que tuvo que conformarse con tres premios técnicos (fotografía, maquillaje y dirección artística). En realidad, la gran perdedora en esta categoría es la danesa “Después de la boda”.

Alberto FijoPalmarés de los Oscar 2007

“Infiltrados”: Película, Director (Martin Scorsese), Guión adaptado (William Monahan), Montaje (Thelma Schoonmaker).

“El último rey de Escocia”: Actor principal (Forest Whitaker).

“The Queen”: Actriz principal (Helen Mirren).

“Pequeña Miss Sunshine”: Actor secundario (Alan Arkin), Guión original (Michael Arndt).

“Dreamgirls”: Actriz secundaria (Jennifer Hudson), Sonido (Michael Minkler, Bob Beemer, Willie D. Burton).

“El laberinto del fauno”: Fotografía (Guiilermo Navarro), Dirección artística (Eugenio Caballero y Pilar Revuelta), Maquillaje (David Martí y Montse Ribé).

– “María Antonieta”: Vestuario (Milena Canonero).

– “Babel”: Música original (Gustavo Santaolalla).

“Una verdad incómoda”: Documental (Davis Guggenheim), Canción original (Melissa Etheridge, por “I Need to Wake Up”).

– “Cartas desde Iwo Jima”: Efectos de sonido (Alan Robert Murray y Bub Asman).

– “Piratas del Caribe 2: El cofre del hombre muerto”: Efectos visuales (John Knoll, Hal T. Hickel, Charles Gibson y Allen Hall).

“Happy Feet”: Largometraje de animación (George Miller).

“La vida de los otros”: Película en lengua extranjera (Florian Henckel von Donnersmarck).

– “The Blood of Yingzhou District”: Cortometraje documental (Ruby Yang).

– “The Danish Poet”: Cortometraje de animación (Torill Kove).

– “West Bank Story”: Cortometraje (Ari Sandel).