Compañeros de fatigas

TÍTULO ORIGINAL Brothers in Trouble

GÉNEROS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Director: Udayan Prasad. Guión: Robert Buckler. Intérpretes: Om Puri, Angeline Ball, Pavan Malhotra, Pravesh Kumar, Ahsen Bhatti, Badi Uzzaman. 102 min.

Udayan Prasad, británico de origen hindú, aborda en este film el tema de la inmigración, que ya ha dado lugar a un interesante elenco de películas: Viaje a la esperanza, El norte, My family, Las cartas de Alou… Ésta se basa en experiencias reales que el pakistaní Abdulah Hussein recreó en la novela The Return Journey.

En los años 60, Amir llega de modo ilegal a Gran Bretaña procedente de Pakistán. Su sueño de una rápida mejora de vida, que le permita enviar dinero a su familia, choca con la cruda realidad: el recién llegado ha de alojarse hacinado en un caserón junto a otros 18 inmigrantes, con los que debe aprender a convivir; el trabajo que consigue no se corresponde con su cualificación profesional; y vive con el miedo permanente a ser descubierto y repatriado a su país.

A la historia narrada por Prasad le cuesta avanzar quizá porque, una vez establecidas las premisas, es difícil encontrar una línea de desarrollo clara dentro de una meta demasiado genérica: la de la supervivencia. En todo caso, la descripción de las difíciles condiciones de vida de los inmigrantes, en un estilo documental seco y cortante, tiene interés. El cuadro que resulta es sombrío, teñido en exceso de pesimismo; lo cual se subraya con la oscura fotografía.

Los personajes andan por la calle asustados, temiendo una denuncia; el que obtiene unos papeles en regla pasa a ocupar una injusta posición de superioridad; son todos hombres, y en su forzado encierro buscan el pobre consuelo de la compañía de una prostituta: uno de los momentos más desagradables del film. La llegada de Mary, una mujer blanca enamorada de Sha, jefe del grupo, parece un rayo de luz en las vidas de estos compañeros de fatigas: los vuelve amables, sonrientes, de modo que hasta practican su sencilla piedad musulmana; pero tal situación luminosa dura poco. Prasad muestra cómo los elementos citados componen un caldo de cultivo donde las diferencias pueden desatarse fácilmente. Y concede a ese ambiente un peso importante, aunque no exclusivo, al mostrar la evolución de los personajes. El resquicio a la esperanza lo deja Amir, el personaje más positivo, que se adapta a las difíciles circunstancias dibujadas volcándose en los demás.

José María Aresté

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares