·

Televisión
Dos documentales recientes muestran lo fácil que es, en el afán por ficcionar unos hechos, acabar dando pábulo a teorías conspirativas, como explica el historiador Gaizka Fernández Soldevilla.
Los Globos de Oro les han pisado varios premios, y en otros se notan ausencias llamativas.
El éxito de la telerrealidad no solo se debe a que explota las “bajas pasiones”. También puede servir para “radiografiar” una sociedad, y para que el espectador se mire en el espejo.
La cadena cambia de directivos y de orientación tras perder audiencia por el desgaste de los “reality shows”.
El retroceso era prácticamente inevitable, por la saturación del mercado y la competencia de las grandes productoras.
El “streaming”, cuerno de la abundancia audiovisual, desplaza a las cadenas de TV. Pero algunos advierten que el mercado no podrá digerir esta producción creciente.
El auge de la divulgación culinaria en televisión ha favorecido una especie de consumismo gastronómico, representado por el movimiento “foodie”.
El éxito de los programas de cocina en la televisión dice mucho acerca de nuestra sociedad.
La nueva era de la televisión no tiene horarios fijos ni grandes audiencias, sí más competidores y un público más fragmentado.
Para sobrevivir, la conocida plataforma de “streaming” se ve abocada poner mayor acento en la creación de contenidos, sin reparar en costos.
En 1981, la cadena de radio y televisión religiosa EWTN empezó a emitir desde el garaje de su monasterio; hoy llega a 144 países.
Armando Fumagalli, de la productora Lux Vide, resalta el valor de las biografías y de los clásicos literarios como fuentes de argumentos para el cine y la televisión.
La forma de consumir contenidos televisivos ha cambiado, facilitando el modelo de negocio de las cadenas de video “online”.
Le Figaro
¿Hay que prescindir del televisor en beneficio de los niños? Algunas familias lo hacen.
El Tribunal Supremo ha dado la razón a las grandes cadenas de TV, que habían demandado a Aereo por violación del “copyright”.
“¿Qué ponen en la tele?” es la pregunta del espectador tradicional, que mira la programación de una cadena. Los jóvenes ven la televisión de otra manera, gracias a Internet.
En España, las televisiones públicas de las autonomías se ha convertido en un peso para el erario público, con una audiencia pequeña en la mayoría de los casos.
Aereo, que retransmite por Internet a cualquier dispositivo la señal terrestre gratuita, puede ser una amenaza para los ingresos de las cadenas generalistas.
Los medidores de audiencia continúan sin adaptarse a los nuevos soportes de visión digital de la televisión.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.