Edición
Una red de 700 librerías en Francia quiere conciliar las peticiones on line y el comercio de proximidad.
The Wall Street Journal
Los libros electrónicos permiten conocer los hábitos y las preferencias de los lectores. Las editoriales empiezan a usar esos datos para planear sus próximos títulos.
Publicar libros consiste en buena parte en colocarlos en los puntos de venta. El editor es el descubridor de autores, pero al final hay que vender, y para eso la distribución es decisiva.
Los libros electrónicos van a provocar profundos cambios en la industria editorial. Los lectores tendrán más títulos para elegir, pero no es seguro que eso vaya a traer de hecho más variedad en las ventas.
Los libros de autoayuda nos seducen porque nos interpelan, nos prometen el secreto de la felicidad, nos incitan a seguir sus pautas y por su misma facilidad de lectura parece que el éxito es seguro.
Crece el porcentaje de lectores, el número de libros leídos y los lectores de libros electrónicos.
Apple pretende reinventar y abaratar el libro de texto, pero está por ver si los estudiantes sabrán hacer compatibles estudio y ocio en el mismo aparato.
La difusión de tabletas y lectores electrónicos ensancha el mercado para los libros de texto digitales, pero las peculiaridades de los manuales escolares parecen exigir aparatos específicos.
Google, Amazon y Apple desembarcan en Europa con sus catálogos de libros electrónicos, tras cerrar acuerdos con editoriales europeas.
En EE.UU. el avance del libro electrónico trastoca toda la cadena de la industria editorial.
Google Books deberá renegociar los términos del acuerdo con escritores y editores para el lanzamiento de su gran tienda de libros electrónicos.
El libro electrónico está creciendo de un modo sostenido, especialmente en el mercado anglosajón. La llegada de nuevos y avanzados soportes de lectura, teléfonos inteligentes y tabletas también ha ayudado al crecimiento.
The Wall Street Journal
Bibliotecas de Estados Unidos se alían para digitalizar y ofrecer en préstamo libros descatalogados o libres de derechos.
La proliferación de e-readers, como el Kindle, da más opciones y más facilidades para leer, y a menor costo.
El auge de los lectores de libros electrónicos es, en general, una excelente noticia para los buenos libros y para los buenos lectores.
A despecho de la crítica literaria, los best-sellers cuentan con el favor de miles y miles de lectores. ¿Dónde está el secreto? David Viñas Piquer, desvela las claves en su libro El enigma best-seller.
Una guerra de precios en Estados Unidos ha provocado un abaratamiento anormal en las novedades editoriales y reabre el debate sobre el mercado del libro.
Editores y bibliotecas en EE.UU. y en Europa están divididos sobre los términos del acuerdo para digitalizar millones de títulos.
En tiempo de crisis, las editoriales se las ingenian para no perder lectores. Por un lado, se potencia el libro de bolsillo; por otro, algunas editoriales lanzan colecciones especiales a precios muy económicos.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.