Estadísticas

14.Abr.2021
Entre la credulidad y el escepticismo sistemático, existe la alternativa de enfrentarse con sensatez a las estadísticas.
14.Abr.2021
Un ejemplo de cómo se manipulan unos números en pro de una buena causa.
3.Mar.2016
Algunos índices de alcance internacional han dejado de ser una herramienta evaluadora para convertirse en un arma política.
18.Nov.2010
La moda de los rankings por países se ha extendido a los informes de organismos internacionales.
14.Nov.2007
¿Realmente tenemos instrumentos suficientemente fiables para tomar el pulso a la humanidad?
1.Dic.1999
Hoy en día se publican gran cantidad de datos, con los que se pretende retratar la realidad. Pero, a veces, los números esconden trampas. Por ejemplo, ¿cuántos pobres hay en Estados Unidos? Depende de dónde se ponga el límite de ingresos. Teniendo en cuenta la elevación del nivel de vida, la Oficina del Censo proyecta subirlo de 16.600 a 19.500 dólares anuales (para una familia de cuatro miembros). Entonces, de la noche a la mañana habría doce millones de pobres más. Michael Cox, economista de la Reserva Federal, y Richard Alm, periodista, comentan a este propósito (The Wall Street Journal, 10-XI-99):
5.Jun.1996
Danielle Crittenden, directora de Women's Quarterly (Washington), escribe en The Daily Telegraph (Londres, 21-V-96) sobre el significado de las estadísticas que muestran desigualdades entre hombres y mujeres.
8.Feb.1995
Desde Nueva Delhi, John Stackhouse explica que las organizaciones de ayuda al desarrollo suelen manejar estadísticas inciertas para justificar sus programas (The Globe and Mail, Toronto, 14-I-95).
Las predicciones demográficas se fundan sobre una base estadística original cuya fiabilidad es sólo relativa. Así lo puso de manifiesto en su intervención, en el mismo Coloquio, el profesor francés Gérard-François Dumont.