Interrogar a las cifras hasta que confiesen

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 10m. 42s.
pexels-photo-1314543
La comunicación está hoy llena de cifras. Las estadísticas se presentan como si fueran la última palabra en el relato que da cuenta de la complejidad económica, política y social. Pero las estadísticas solo existen porque alguien las ha creado. Por eso, antes de dejarnos apabullar por las cifras, hay que ver cómo se ha llegado a ellas. Entre la credulidad y el escepticismo sistemático, existe la alternativa de enfrentarse con sensatez a las estadísticas. Es lo que se propone

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción