La ciudad y las sierras

La ciudad y las sierras

EDITORIAL

TÍTULO ORIGINALA cidade e as serras

CIUDAD Y AÑO DE EDICIÓNBarcelona (2020)

Nº PÁGINAS320 págs.

PRECIO PAPEL22 €

PRECIO DIGITAL10,99 €

TRADUCCIÓN

GÉNERO

José María Eça de Queirós (1845-1900) es uno de los grandes escritores portugueses y uno de los máximos representantes del realismo literario del siglo XIX. Asumió los postulados del naturalismo de Zola, y sus novelas de esta época y de gran parte de su vida las escribió para “corregir y enseñar”, señalando y criticando los defectos de la vida portuguesa, especialmente del catolicismo y de la burguesía, blancos de sus novelas más ideologizadas como El crimen del padre Amaro y El primo Basilio.

La ciudad y las sierras transcurre en su mayor parte en París, donde vive Jacinto, un joven portugués que ha heredado una gran fortuna y que disfruta de los avances de la ciencia y la modernidad. Jacinto es, de hecho, un abanderado del progreso y la civilización, que aplica a su propia vida y que se manifiesta hasta en sus costumbres domésticas. Un compañero, Zé Fernandes, también adinerado, se encuentra con él en París y los dos comparten esta pasión por las novedades que proporciona la vida en una ciudad tan adelantada como París, símbolo de la modernidad. Zé es el narrador de la novela y quien describe la lujosa vida de París, las amistades de la alta burguesía y las inquietudes existenciales que comparten.

Para Jacinto, la ciudad es el destino del hombre nuevo y todo lo que no sea urbano es un atraso social. Pero en un momento dado, se ve obligado a regresar a Portugal, a la finca familiar situada en el Bajo Duero, para solucionar unos asuntos económicos y de gestión. Le acompaña en el viaje Fernandes, que posee también una finca cercana donde él sí ha pasado largas temporadas y en la que viven sus tíos.

La segunda parte de la novela transcurre en el Portugal más campestre y profundo que, sin embargo, en vez de deprimir a Jacinto, le atrapa totalmente: descubre la vida sencilla y sana, se entusiasma con la naturaleza y los campos y se siente atraído por la naturalidad de sus gentes, aunque también se acerca a su pobreza y falta de cultura. En el campo, se despierta su sentido de la justicia y la solidaridad y Jacinto destina enormes cantidades de dinero a mejorar las condiciones de vida de aquellas gentes, que elevan su prestigio y su fama.

La novela es un tanto previsible en su evolución y en los cambios drásticos que se dan en la vida del protagonista, pero refleja acertadamente la transformación que se había dado en el pensamiento de Queirós, que tiene sus consecuencias literarias, pues abandona la crítica muchas veces dogmática por un amable sarcasmo con el que muestra los desvaríos de su protagonista. Además, la prosa es de gran calidad, llena de realismo y detalles con los que expresa tanto la vida en París como en el campo portugués.

Publicada originalmente en 1901, la novela se inspira en un relato anterior del mismo autor, titulado “Civilización” (1892) e incluido en este volumen.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares