El italiano

El italiano

EDITORIAL

CIUDAD Y AÑO DE EDICIÓNBarcelona (2021)

Nº PÁGINAS400 págs.

PRECIO PAPEL21,90 €

PRECIO DIGITAL10,99 €

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En su anterior novela, Línea de fuego, Arturo Pérez-Reverte se sirvió de una narración ambientada en la Guerra Civil española para mostrar la ridiculez del maniqueísmo ideológico. Ahora ha elegido un episodio marginal de la Segunda Guerra Mundial para cuestionar los tópicos sobre los militares italianos, acusados a menudo de un militarismo débil y patético que contrasta con lo que se cuenta en este libro, basado en hechos reales.

La novela transcurre entre 1942 y 1943 en Gibraltar y La Línea, territorio fronterizo que enfrenta a británicos contra italianos en una España aparentemente neutral. En ese momento, la guerra parecía ir decantándose a favor de los aliados, pero en el mar, y más en esa parte, las cosas no estaban tan claras. Un grupo especial del ejército italiano, los Orsa Maggiore, se desplaza de incógnito a La Línea para realizar acciones de sabotaje en el puerto de Gibraltar. Para ello, utilizan unos torpedos especiales dirigidos por expertos buzos, entre los que destacan Teseo Lombardo y Gennaro Squarcialupo, protagonistas de la novela junto con la española Elena Arbués.

El argumento se centra en esas acciones militares. En una de ellas, Teseo resulta herido y aparece inconsciente en la playa. La joven Elena –librera y viuda desde hace dos años– lo encuentra y, en vez de avisar a las autoridades, decide llevarlo a su casa para socorrerlo, poniendo en peligro su vida.

El italiano alterna el pasado con el presente, pues el narrador –un periodista aficionado a las historias del mar y los marinos que ahora prefiere la novela– está investigando sobre aquellos hechos. Ya posee bastante información técnica, pero “necesitaba detalles más precisos sobre el aspecto humano de tan asombrosa aventura”. Por eso, consigue entrevistarse con algunos supervivientes, como la propia Elena, Gennaro y el hijo de Harry Campello, el policía de Gibraltar que investigó aquellos atentados.

Pérez-Reverte ambienta muy bien la novela en el terreno fronterizo de Gibraltar, territorio que se encontraba en esas fechas repleto de espías, agentes y saboteadores. Las cuestiones militares aparecen dosificadas, lo mismo que la vida diaria tanto en Gibraltar como en La Línea. Los personajes resultan verosímiles. El autor vuelve a rechazar el fácil maniqueísmo y presenta unas acciones realizadas por héroes que no saben que lo son. No resultan convincentes las esporádicas apariciones narrador, momentos que ralentizan la acción, enmarañan la estructura y no añaden momentos significativos para el desarrollo de la trama. Con todo, la novela tiene un excelente ritmo narrativo, con muchos diálogos que le dan un toque muy cinematográfico.

El personaje de Elena encarna muchos de los ideales que suelen aparecer en las novelas de Pérez-Reverte y que, por sus rasgos tan reiterativos, los convierte en previsibles. Se trata de una mujer culta, independiente, nada religiosa. Ha superado la repentina muerte de su marido por culpa del conflicto bélico y decide no quedarse con los brazos cruzados, después de que el destino haya puesto en su camino a Teseo, un veneciano que representa también muchos de los valores y actitudes que gustan a Pérez-Reverte: valentía, desafío, venganza, tenacidad, aventura…

Elena rechaza la fría y fácil resignación y, como los héroes clásicos a los que admira y tanto ha leído, prefiere la determinación. Por su parte, Teseo combate no por patriotismo, ni por una bandera, sino por esa ética de la lealtad que tanto repite Pérez-Reverte en sus novelas, porque “da igual el bando, dan igual las armas, dan igual los dioses”.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Funcionalidad exclusiva para socios de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres socio conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no eres socio, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.