Una pasión singular

Director: Antonio Gonzalo. Guión: Antonio Gonzalo y Antonio Onetti. Intérpretes: Daniel Freire, Marisol Membrillo, Juan Diego, María Galiana, Manuel Morón, Manuel de Blas, Carlos Álvarez, Antonio Dechent. 105 min. Jóvenes.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Antonio Gonzalo (El aroma del copal) recrea la vida del escritor y político Blas Infante, gran impulsor del movimiento andalucista durante la Segunda República, que fue asesinado por falangistas al poco de comenzar la Guerra Civil. Al hilo de su detención y muerte, se recuerda su culta formación juvenil, sus esfuerzos por hacer llegar la justicia al medio rural, su complejo pero edificante matrimonio y su entusiasta dedicación a la política.

Financiada por la Junta de Andalucía, la película ofrece una brillante ambientación, una puesta en escena eficaz -a pesar de su frialdad académica- y unas esforzadas interpretaciones a cargo de un reparto notable. Sobresale Marisol Membrillo, que debuta en el cine con una sensacional caracterización de Angustias, la esposa de Blas Infante. Sin embargo, todos estos valores quedan rebajados por culpa de un guión deslavazado, que acusa una construcción más televisiva que cinematográfica. Así, se acumulan demasiadas tramas, se cala poco en las más interesantes -sobre todo en la crisis matrimonial del protagonista-, se cede en algunas a un cargante didactismo republicano -como en la amistad entre Infante y los anarquistas- y se acaba cayendo en los tópicos de siempre sobre la Guerra Civil, no tan toscos como en otras producciones, pero igualmente discutibles.

Jerónimo José Martín