Tumbleweeds

Director: Gavin O'Oconnor. Guión: Gavin O'Connor y Angela Shelton. Intépretes: Janet McTeer, Kimberly J. Brown, Jay O. Sandres, Gavin O'Connor, Michael J. Pollard. 102 min. Adultos.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Las tumbleweeds son esas redondas marañas de espinos que ruedan a golpe de viento por los desiertos de Estados Unidos. Este símbolo tan utilizado en el western fue elegido por Angela Shelton para recrear la relación con su propia madre en la novela inédita que ha dado pie a esta película; un filme con el que el debutante Gavin O’Connor ex marido de Shelton logró el Premio al mejor director en el Festival de Sundance 1999, y que ha permitido a la británica Janet McTeer ganar el Globo de Oro a la mejor actriz de comedia y optar al Oscar a la mejor actriz.

McTeer da vida a Mary Jo, una mujer inmadura y vitalista que, tras haber fracasado en varios matrimonios y uniones fugaces, arrastra de ciudad en ciudad a su hija Ava, de 12 años, que a menudo debe hacer de madre de su propia madre. Finalmente, las dos recalan en una bonita localidad californiana, donde tal vez puedan encauzar sus vidas de una vez.

Bien escrita, y dirigida con una solidez sorprendente en un debutante, la película basa su vigor dramático en unas interpretaciones excelentes, sobre todo de Janet McTeer y de la niña Kimberly J. Brown, que logran una simbiosis perfecta. Ciertamente, unas cuantas caídas de ritmo, ciertas reiteraciones y un enfoque un tanto amoral y, a veces, grosero de las relaciones sexuales enturbian este lúcido retrato del desconcierto afectivo y del afán de estabilidad familiar. En todo caso, queda una sugestiva tragicomedia, de notable interés y con algunas escenas bastante divertidas.

Jerónimo José Martín