Es difícil no esperar mucho de una película que firma Brad Bird –el autor de Los Increíbles y Ratatouille– y produce e interpreta George Clooney, un tipo especialmente inteligente a la hora de elegir sus productos. Por eso mi decepción ante Tomorrowland quizás no sea culpa de la propia película sino de lo que pedimos a un proyecto como este.

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares