Tirante, el Blanco

Director y guionista: Vicente Aranda. Intérpretes: Caspar Zafer, Esther Nubiola, Leonor Watling, Ingrid Rubio, Victoria Abril. 120 min. Desaconsejable. (X)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Vicente Aranda sigue donde solía. O sea, filmando un cine erótico que resulta un completo despropósito, se mire como se mire. Al igual que en su anterior trabajo, “Carmen”, se busca una coartada cultural, la novela del siglo XV “Tirant Lo Blanc” de Joanot Martorell. Y la utiliza a su antojo para pergeñar una de las tramas más ridículas de las que tiene recuerdo este cronista, con un nutrido ramillete de momentos sonrojantes en los que da rienda a sus “obsexiones”.

Las andanzas de Tirante, valiente caballero que combate al turco mejor que nadie, no son suficientes para que pueda desposarse con Carmesina, hija del emperador. Aunque tiene a su favor la complicidad de las damas de compañía de la joven, Estefanía y Placerdemivida, el joven encuentra la oposición paterna, por lo que tiene que ingeniárselas como pueda para vencer la virginidad de su amada. Situaciones del peor y más rancio vodevil, agujeros notables de guión, interpretaciones risibles (pobrecita Victoria Abril), y un desacertado uso de los recursos para recrear la época, hacen preguntarse a uno cómo es posible que las arcas públicas financien “esto”.

José María Aresté