Te odio, mi amor

TÍTULO ORIGINAL The Matchmaker

GÉNEROS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Director: Mark Joffe. Guión: Karen Janszen, Louis Nowra y Graham Linehan. Intérpretes: Janeane Garofalo, David O’Hara, Milo O’Shea, Jay O. Sanders, Denis Leary. 100 min. Jóvenes.

Para intentar relanzar su desastrosa campaña de reelección, un senador de Massachusetts envía a Irlanda, en busca de sus supuestas raíces, a Marcy (Janeane Garofalo), su aguerrida asesora de imagen. Esta llega así a un pueblecito pesquero durante un tradicional festival para encontrar pareja. Un divertido casamentero intentará emparejar a la agresiva yuppie con Sean (David O’Hara), un joven camarero que abandonó su prometedora carrera periodística hastiado de la corrupción de los políticos.

Te odio, mi amor aúna dos géneros muy de moda: la sátira político-social, del estilo de La cortina de humo o Primary Colors, y la comedia romántica clásica, adecuada al desconcierto afectivo postmoderno, en la línea de Mientras dormías, Sólo los tontos se enamoran o La verdad sobre perros y gatos. Sin alcanzar la calidad y la hondura de esos títulos, Te odio, mi amor se ve con agrado, sobre todo gracias a un guión bien desarrollado, con una sugestiva galería de tipos y rico en golpes de humor inteligentes y casi siempre elegantes. En su frescura se aprecia la admiración de los guionistas por el cine de John Ford, y especialmente por su parábola irlandesa El hombre tranquilo. Ciertamente, Te quiero mi amor carece de la plenitud argumental y de la nitidez moral de esa obra maestra, y cabe reprocharle ciertas concesiones al permisivismo hedonista, que llevan a legitimar el divorcio y las relaciones prematrimoniales. Pero comparte con la película de Ford una visión integral del ser humano que, a pesar del tono ligero de la historia, dota de entidad ética y dramática a las reflexiones que se plantean sobre el auténtico sentido de la política y del periodismo, y sobre los siempre complejos misterios del amor.

Estas sugestivas ideas enriquecen la fluida puesta en escena del australiano Mark Joffe (Spotswood, Adorable locura). Aunque formalmente no aporta mucho nuevo y a veces se excede en sus caricaturas, Joffe aprovecha bien los bellos parajes irlandeses y saca un rendimiento excelente a un reparto formado por actores habitualmente secundarios. Entre ellos destacan David O’Hara, el divertido héroe irlandés de Braveheart, y Jeaneane Garofalo, que ya demostró sus dotes para este tipo de comedias en La verdad sobre perros y gatos.

Jerónimo José Martín

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares