Té con Mussolini

TÍTULO ORIGINAL Tea With Mussolini

GÉNEROS

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Director: Franco Zeffirelli. Guión: John Mortimer y Franco Zeffirelli. Intérpretes: Cher, Judi Dench, Joan Plowright, Maggie Smith, Lily Tomlin. 116 min. Jóvenes-adultos.

Adaptación de la primera parte de la autobiografía del prestigioso escenógrafo y discutido cineasta italiano Franco Zeffirelli (Romeo y Julieta, Hamlet, Jane Eyre). Dirigida por el propio Zeffirelli, se centra en su infancia y primera juventud, trágicamente marcadas por su condición de hijo ilegítimo y por su peculiar crianza en Florencia. Allí se hicieron cargo de él un grupo de cultas mujeres inglesas y norteamericanas que padecieron en propia carne el auge del fascismo y la ocupación nazi de Italia.

Aunque Zeffirelli se ha tomado licencias, la película es bastante fiel al libro, sobre todo en su mensaje “antifascista, antiabortista y cristiano”, como ha sintentizado el propio director. Un mensaje, por cierto, que ha sido duramente criticado por ciertos intelectuales de izquierdas, que no acaban de aceptar que esos tres adjetivos puedan ir juntos. En este caso, esas críticas destempladas tienen además menos razón de ser, porque Zeffirelli se muestra comprensivo con todos los personajes, incluso con algunos de actitudes inmorales, como la frívola mecenas norteamericana o su amiga, la arqueóloga lesbiana. El veterano cineasta italiano ha preferido no juzgar esas conductas -que, por otro lado, dan pistas sobre la compleja evolución posterior del propio Zeffirelli-, quizá para subrayar con más vigor la caridad heroica que esas personas demostraron en circunstancias extremas.

En cualquier caso, esta vez Zeffirelli no cae en el empalagoso esteticismo de otras de sus películas, y logra una puesta en escena fluida y vigorosa, que oxigena el drama con eficaces golpes de humor y que arropa muy bien las interpretaciones de las excelentes actrices con que ha contado. Es más, hasta cabe reprocharle una sobriedad y un pudor excesivos al tratar ciertos pasajes especialmente emotivos.

Jerónimo José Martín

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares