Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Somewhere arranca con una larguísima escena: una carretera desierta y el sonido del motor de un coche circulando a toda velocidad. En los siguientes 15 minutos, un número de patinaje sobre hielo y dos bailes de dos recatadas conejitas en la habitación del hotel de un actor de cine. Conclusión: al actor le gustan las mujeres, ama la velocidad, tiene

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares