Sangre y vino

TÍTULO ORIGINAL Blood & Wine

GÉNEROS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Director: Bob Rafelson. Guión: Alison Cross. Intérpretes: Jack Nicholson, Stephen Dorff, Michael Caine, Judy Davis, Alex Gates, Harold Perrineau Jr., Mike Starr. 100 min.

Alex Gates (Jack Nicholson) es un comerciante de vinos de Miami, en apariencia próspero. Pero, en realidad, su negocio está en la quiebra, como su matrimonio y su relación con su hijastro Jason (Stephen Dorff). Las cosas empeoran aún más a causa del tórrido romance de Alex con una joven cubana (Jennifer Lopez). Desesperado, Alex contrata a un duro ladrón profesional (Michael Caine), para robar en la rica mansión de uno de sus clientes.

El ya veterano Bob Rafelson (El cartero siempre llama dos veces, El caso de la viuda negra, Las montañas de la luna) rescata en esta película el ambiente denso y agobiante del cine negro de los años setenta, del estilo de Chinatown, de Roman Polanski. El film está rodado por Rafelson con vigor, aunque con cierta premiosidad, y magníficamente fotografiado por Newton Thomas Sigel. Los dos se adecúan muy bien a la primacía del drama -impuesta por las convenciones del género- sobre la intriga o la acción. Sin embargo, lo más meritorio del film es el trabajo de los actores. Nadie mejor que el dúo Nicholson-Caine para dar vida a esos patéticos perdedores que son sus personajes; de hecho, Michael Caine ganó la Concha de Plata al mejor actor en el último Festival de San Sebastián. El constraste lo ponen los actores jóvenes, Stephen Dorff y Jennifer López, cuyos personajes son los únicos que aportan a la historia una pequeña bocanada de aire fresco.

El lastre de la película es el habitual en muchos de los últimos acercamientos al género negro. Una sórdida amoralidad generalizada, que propicia un tono muy descarnado en situaciones y diálogos, y sobre todo, hace poco verosímil la degeneración de los personajes y su evolución hacia la tragedia.

Jerónimo José Martín

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares