Por siempre jamás

TÍTULO ORIGINAL Ever After

GÉNEROS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Director: Andy Tennant. Guión: Susannah Grant, Andy Tennant y Rick Parks. Intérpretes: Drew Barrymore, Anjelica Huston, Dougray Scott, Jeanne Moreau, Jeroen Krabbé. 105 min. Todos.

Los hermanos Perrault, autores de una de las versiones de La Cenicienta, son convocados por una dama, que les va a explicar quién era la dueña de cierto zapatito que… ¿Otra versión del viejo relato? Sí… y no. Andy Tennant y sus guionistas toman las líneas maestras y, sin olvidar que están contando un cuento, consiguen darle otro aire. Su versión es más realista, porque no hay magia ni hadas madrinas. Pero conserva el halo de historia romántica.

En su estupendo film Sólo los tontos se enamoran, Tennant demostró su capacidad de combinar comedia y romance. Por siempre jamás demuestra que aquello no fue casualidad. Hay golpes divertidísimos, algunos con una interesante carga crítica, como la boda del príncipe con la hija de los reyes de España.

La película muestra a una Cenicienta llamada Danielle, fuerte y con personalidad, culta, cuyo libro de cabecera es Utopía, de Santo Tomás Moro. Esta visión feminista es muy atractiva, y Drew Barrymore la capta al vuelo. El director sabe quedarse en el punto justo para no caer en lo grotesco: el príncipe tiene inquietudes y cierta personalidad, pero a la vez necesita un guía, ya sea Danielle, que ensancha su mente, o Leonardo Da Vinci, como preceptor. La réplica a Barrymore se la da Anjelica Huston, una madrastra divertida en su maldad, en su deseo de que una de sus hijas conquiste el corazón del príncipe.

Sería imperdonable no hablar también del gran esfuerzo de producción: un vestuario esmeradísimo, un bello marco de castillos y calles medievales, unas hermosas partitura y fotografía.

José María Aresté