Paranormal Activity

Paranormal Activity

TÍTULO ORIGINAL Paranormal Activity

PRODUCCIÓN Estados Unidos - 2009

DURACIÓN 86 min.

PÚBLICOJóvenes-adultos

CLASIFICACIÓNViolencia, Sensualidad

ESTRENO27/11/2009

GÉNEROS,

GUIONISTAS

DIRECTORES

La película comienza con una nota de agradecimiento a las familias de Katie y Micah; luego vemos a esta joven pareja -a quienes seguiremos obsesivamente a lo largo de toda la película- con una formidable cámara digital recién adquirida. Poco a poco, descubriremos quiénes son y cuál es su problema: llevan tres años juntos; ella todavía estudia en la universidad, él es broker; se acaban de trasladar a una nueva casa donde han empezado a suceder fenómenos extraños…; y se han propuesto grabar todo lo que ocurre en la casa las 24 horas del día, para desvelar el misterio.

El cine de terror se divide en dos categorías: las películas que muestran el espanto a base de maquillaje y efectos especiales, y las que lo sugieren y lo ocultan. La experiencia demuestra que este último método es más difícil pero más eficaz: el miedo a lo desconocido no se puede combatir, mientras que el enemigo visible, por feo y poderoso que sea, es algo a lo que uno se puede enfrentar. Paranormal Activity es un experimento de este segundo tipo: se trata de una pequeña película ingeniosa y tan bien llevada que asusta de verdad. Parte de la pretensión de que todo lo que vemos es real, de que no hay actores, de que Micah y Katie son ellos mismos, y que todo lo que vemos es auténtico, es lo que grabaron ellos con su cámara.

El resultado es una tensión creciente y unas imágenes sencillas pero aterradoras, en particular las grabaciones de noche en el dormitorio, donde lo que asusta no es lo que sucede, sino que el simple hecho de que pasen cosas. Naturalmente, el estilo de la narración es espontáneo y la cámara se mueve demasiado, lo que resulta incómodo, pero el resultado final es interesante.

Paranormal Activity viene precedida por la fama de su elevada rentabilidad: costó 15.000 dólares y lleva ganados 106 millones solo en Estados Unidos, donde alcanzó el primer puesto en ingresos por taquilla y fue segunda y tercera en las dos semanas siguientes. El artífice de esta película se llama Oren Peli, programador de videojuegos, que se decidió a rodarla en su casa con un par de actores, excelentes en su naturalidad. Nos contó que conocía y en parte se inspiró en la española [Rec] y en El proyecto de la bruja de Blair. También que el final original era algo distinto, que el actual se lo dictó Steven Spielberg.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares