Nannerl, la hermana de Mozart

Nannerl, la hermana de Mozart

TÍTULO ORIGINAL Nannerl, la soeur de Mozart

PRODUCCIÓN Francia - 2010

DURACIÓN 120 min.

PÚBLICOTodos los públicos

ESTRENO09/06/2010

GÉNEROS

GUIONISTAS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La película que han realizado los Féret (ha sido escrita y dirigida por el padre, también productor; su esposa es coproductora y montadora; el hijo mayor es ayudante de dirección; las hijas son protagonista y actriz secundaria) pone el foco en un personaje muy retratado en varias novelas recientes.

El argumento es el del genio musical ahogado por los prejuicios de la época, que no permitían a una mujer ser violinista o compositora, y lo ilustra escenificando unos meses de la vida de la familia Mozart, cuando visitan la corte de París.

Féret ha realizado un notable trabajo de ambientación, estudiando la época para cuidar todos los detalles. A ello añade una puesta en escena deliberadamente sobria, seca incluso, para que el espectador pueda trasladarse a un mundo distinto. Por eso favorece una fotografía estática de los colores pálidos. Para mi gusto, lleva la sobriedad y el realismo al extremo de ahogar la vida y, en algún momento, parece que estuviésemos paseando por un museo. Féret tampoco ha querido imitar la fantasía o el colorido de productos como Amadeus o La toma del poder de Luis XIV. Con todo, el retrato de los Mozart es original y plausible: el de una familia musical en la que existe el afecto y la severidad, cuando una joven con talento musical no podía brillar más allá de los quince años. El astro tendrá que ser su hermano menor.

Marie Féret, protagonista absoluta de la cinta, está muy bien. Es hermosa la música compuesta por Marie-Jeanne Serrero, al estilo de los Mozart, en honor de Maria Anna, de la que no se ha conservado ninguna obra.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares