Las vidas de Celia

Director y guionista: Antonio Chavarrías. Intérpretes: Luis Tosar, Najwa Nimri, Daniel Giménez Cacho, Aida Folch, Álex Casanovas. 101 min. Adultos. (VXSD)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Antonio Chavarrías (Barcelona, 1956), productor y guionista, debutó en la dirección en 1989 con “Una sombra en el jardín”. “Las vidas de Celia” es su séptimo largometraje, que formó parte de la sección oficial de la última edición del Festival de San Sebastián. Su anterior película fue “Volverás”, en 2002.

Un crimen en un barrio popular del cinturón industrial de Barcelona es el reactivo dramático del drama demoledor que se cierne sobre una familia. Celia, esposa y madre, verá cómo la vida salta en pedazos por las decisiones que toman las personas de su entorno, todos muy aficionados a la promiscuidad sexual y al engaño.

Chavarrías opta por la fragmentación, por los “flashbacks” que van introduciendo datos en los dos rompecabezas de la historia, el criminal y el pasional. La cinta se ha rodado en super 16 mm con una planificación bastante cerrada y una iluminación escasa que contribuyen decisivamente al clima angustioso que el guión fomenta sin disimulo. Los actores están muy bien, con un Luis Tosar, que casi se sale de la celda interpretativa en la que está atrapado desde hace tiempo, y la mejor interpretación de Najwa Nimri en bastantes años.

“Las vidas de Celia” es una película bien hecha, aunque en ocasiones efectista, muy cruda y descontrolada. Un retrato de las terribles consecuencias del triste reinado del instinto. Todo resulta mucho más doloroso cuando hay adolescentes de por medio, y profesores, y policías…

Alberto Fijo

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares