La isla de Bird Street

TÍTULO ORIGINAL The Island on Bird Street

GÉNEROS

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Director: Soren Kragh-Jacobsen. Guión: John Goldsmith y Tony Grisoni. Intérpretes: Jordan Kiziuk, Patrick Bergin, Jack Warden, James Bolam. 97 min. Jóvenes.

Alex es un niño judío de 11 años que, durante la II Guerra Mundial, vive en un ghetto con su padre y su tío, escondiéndose de los soldados alemanes y leyendo el único libro que tiene: Robinson Crusoe. Un día, el ghetto es limpiado y su padre, detenido. Para Alex, que ha escapado de la redada, empieza una vida extraña, como robinsón en la isla desierta del ghetto. Llena el tiempo de naderías: buscar comida, jugar con su ratón, leer su libro, mejorar su refugio, mirar con unos prismáticos lo que pasa fuera… A veces sucede algo extraordinario que rompe la monotonía, y le invita a dejar la isla, ya que las esperanzas de que su padre vuelva son casi nulas.

Soren Kragh-Jacobsen ya trató el tema de los jóvenes durante la II Guerra Mundial en Los chicos de San Petri. Se supera en La isla de Bird Street, basada en la novela autobiográfica de Uri Orlev. Cuenta una historia sencilla, con un único protagonista, pero logra darle peso y entidad. La puesta en escena ha sido cuidada con esmero, y los encuadres tienen gran belleza visual además de fuerza dramática. Es toda una proeza dar vida y movimiento a una historia que transcurre principalmente en un recinto cerrado, con un niño ante la cámara. Kragh-Jacobsen hace que parezca fácil, gracias en buena medida al joven Jordan Kiziuk, que parece nacido para actuar. La premiada partitura de Zbigniew Preisner acompaña magistralmente las peripecias de Alex, descritas sin pena ni odio, sin juicios ni pasiones, pues los hechos se aceptan tal como fueron.

Fernando Gil-Delgado

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares