La condesa rusa

TÍTULO ORIGINAL The White Countess

GÉNEROS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Director: James Ivory. Guión: Kazuo Ishiguro. Intérpretes: Ralph Fiennes, Natasha Richardson, Hiroyuki Sanada, Vanessa Redgrave, Lynn Redgrave, Allan Corduner. 138 min. Jóvenes. (D)

En 1936, Shanghái es una encrucijada de intrigas políticas, llena de refugiados, hombres de negocios y diplomáticos en ebullición ante la inminencia de la invasión japonesa. Una condesa rusa venida a menos, viuda y con una hija, se ve obligada a ganarse la vida en un bar de copas. Allí conoce a un diplomático norteamericano que es ciego y carga con un drama que marchitó su vida.

El veterano especialista en dramas de época James Ivory (California, 1928) prescinde de su guionista habitual, la alemana Ruth Prawer Jhabvala, para recurrir a una historia de Kazuo Ishiguro (Nagasaki, 1954), el prestigioso novelista japonés afincado en Inglaterra desde 1960. El autor de “Los restos del día” tiene predilección por las historias tristes en las que todo se viene abajo. La película está muy bien dirigida y cuenta con una excepcional fotografía de una leyenda del oficio, el australiano Christopher Doyle (“Deseando amar” de Wong Kar Wai; “Lady in the Water”, la esperadísima nueva película de M. Night Shyamalan). Las interpretaciones son soberbias, como la puesta en escena. Llama la atención la elegancia y el buen gusto con que se trata una historia bastante dura. Sobra metraje pero satisface mucho que te cuenten una historia enjundiosa y que te la cuenten bien.

Alberto Fijo