Junebug

Director: Phil Morrison. Guión: Angus MacLachlan. Intérpretes: Amy Adams, Embeth Davidtz, Alessandro Nivola, Frank Hoyt Taylor, Celia Weston. 106 min. Adultos. (SD)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Chicago. Madeleine, una galerista de arte. Amor a primera vista hacia George, visitante de una exposición. Ambos se casan, y cuando ella debe ir a Carolina del Norte para conocer en persona a un prometedor artista, surge la ocasión de aprovechar el viaje y encontrarse al fin con su familia política.

El contraste entre el ambiente sofisticado y artístico en que se mueve Madaleine y el tranquilo y rural entorno sureño es evidente. Ella es una mujer atenta, y procura mostrarse cariñosa con sus suegros (aunque a su madre política no le agrada ese matrimonio), y con sus cuñados (él está amargado, se considera un fracasado; a ella, Ashley, le encanta hablar, está esperando un bebé, y sufre por el desapego de su esposo).

Cine independiente del bueno, su dibujo de tipos humanos recuerda a “Retrato de April”, otro film excelente sobre las aristas que surgen en las relaciones familiares. Al mostrar los efectos benéficos de pisar el freno en nuestra estresante sociedad moderna, para recordar que somos seres humanos, Phil Morrison y Angus MacLachlan logran lo que Cameron Crowe ni siquiera atisbaba en “Elizabethtown”: que veamos lo necesario que es ocuparnos del prójimo y olvidar nuestros problemas (lo aprenderá Madeleine una fatídica noche, en que elige ocuparse de sus asuntos). A un guión modélico y a unos personajes de una pieza se suma un gran reparto, donde se entienden los muchos premios y menciones que han recaído sobre Amy Adams, perfecta en el provinciano personaje de Ashley, humano hasta la médula.

José María Aresté

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares