El tiempo del lobo

TÍTULO ORIGINAL Le temps du loup

GÉNEROS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Director: Michael Haneke. Guión: Michael Haneke. Intérpretes: Isabelle Huppert, Maurice Benichou, Lucas Biscombe, Patrice Chereau, Béatrice Dalle. 113 min. Adultos.

El controvertido director austriaco Michael Haneke, responsable de títulos tan opuestos como La pianista o Código desconocido, nos ofrece en El tiempo del lobo una visión apocalíptica en la que disecciona el comportamiento humano en situaciones límite. Una familia huye de un desconocido desastre e intenta refugiarse en su casa de campo, donde ya se han instalado otras personas. En el violento encuentro muere el padre, y entonces su mujer y sus hijos emprenden una huida desesperada hasta que se encuentran con otro grupo de refugiados; pero las cosas allí no van a volverse más fáciles.

Aunque la película quiere abrir una puerta final a la esperanza, muesta una galería de miserias que agotan al espectador. Ciertamente hay personajes y gestos humanos, pero sumergidos en una atmósfera asfixiante y sórdida, como si de un Esperando a Godot de baja intensidad se tratase. El título, El tiempo del lobo, que ya usó Bergman en una película, alude a una tradición germánica sobre el momento anterior al fin del mundo.

La realización es buena, y los actores están dirigidos con convicción. Pero pesa una puesta en escena hiperrealista, con un pesimismo artificial. Se trata de una película típica de festival, diana de críticas intelectuales, pero muy alejada de las motivaciones y preferencias del gran público. A pesar de sus referencias a autores como Bergman y Tarkovski, está muy lejos de la sinceridad y eficacia de aquellas. Un hueso duro de roer.

Juan Orellana