El odio que das

El odio que das

TÍTULO ORIGINAL The Hate U Give

PRODUCCIÓN Estados Unidos - 2018

DURACIÓN 129 min.

PÚBLICOJóvenes-adultos

CLASIFICACIÓNLenguaje soez, Violencia, Sensualidad

PLATAFORMAS

ESTRENO13/06/2020

GÉNEROS

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La realidad siempre supera a la ficción, pero a veces la ficción se anticipa a la realidad de una manera sorprendente. Es lo que sucede con El odio que das, realizada en 2018, pero que parece recrear los actuales conflictos raciales, desencadenados por la muerte del afroamericano George Floyd tras su brutal detención por cuatro policías de Minneapolis. Se trata de la nueva película de George Tillman Jr., que ya ha mostrado las luces y sombras de su comunidad negra en filmes como Scenes for the Soul, Hombres de honor o Notorious.

El odio que das adapta la novela homónima que Angie Thomas publicó en 2017, motivada por el asesinato del joven negro Oscar Grant, similar al de Floyd. Starr Carter es una inteligente preuniversitaria de color, que vive en un barrio pobre y peligroso, de mayoría afroamericana, pero estudia en una prestigiosa escuela, en un barrio de mayoría blanca. Ese difícil equilibrio se viene abajo cuando Starr es testigo directo de la muerte de su amigo de la infancia, Khalil, a manos de un joven policía blanco.

Si se mira sin prejuicios, la película –no sé si el libro también– logra el objetivo que quería alcanzar la novelista de Jackson (Mississippi): “Mostrar la verdad y derribar los estereotipos, para que la comunidad blanca escuche las quejas legítimas del Movimiento Black Lives Matter”. Un movimiento que comenzó en 2013 tras la absolución de George Zimmerman por la muerte del adolescente afroamericano Trayvon Martin. En este sentido, se agradece que George Tillman Jr. no caiga en el maniqueísmo y que, junto a los excesos de algunos policías blancos y la condescendencia de mucha buena gente del mismo color, muestre también el deterioro social de la propia comunidad afroamericana y la inseguridad que generan las bandas armadas y los traficantes de drogas, responsables también de numerosas muertes de afroamericanos inocentes.

Esta ponderación da veracidad y hondura al discurso del filme, militante y dialogante a la vez, y enriquecido por una subtrama de amor interracial nada idealizada, por un retrato muy atractivo de la familia afroamericana protagonista y por una visión elogiosa del cristianismo evangélico. Todo ello lo encarna con vigor un reparto espléndido, en el que brilla con luz propia la joven actriz y cantante Amandla Stenberg. Por su parte, Tillman mantiene un ritmo sostenido, toca fibra en los pasajes emotivos y sale airoso en las potentes secuencias de violencia y represión. Queda así una película notable, ideal para matizar la propia opinión sobre los actuales conflictos en la comunidad ahora denominada afroestadounidense.

Jerónimo José Martín
@Jerojose2002

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares