El Informe Pelícano

El Informe Pelícano

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

The Pelican BriefDirector: Alan J. Pakula. Intérpretes: Julia Roberts, Denzel Washington, Sam Shepard.

Darby (Julia Roberts) es una inteligente estudiante de Derecho. A raíz del asesinato de dos jueces del Tribunal Supremo norteamericano, realiza un trabajo teórico -El Informe Pelícano-, en el que aventura una hipótesis de los hechos. El informe llega a manos del gobierno, y a partir de ahí comienza a peligrar la vida de todos los que han tenido que ver con él. Darby entrará en contacto con el periodista Gray Grantham (Denzel Washington) para desvelar la verdad.

De nuevo un best-seller de John Grisham se convierte en película; esta vez de la mano de Alan J. Pakula, que hace labores de guionista y director. El realizador de Todos los hombres del presidente retoma algunos de los elementos de este film: escándalo político que salpica a la Casa Blanca, periodismo de investigación… Hasta cita el Watergate cuando se especula sobre la posibilidad de que la estudiante no existiera y el periodista dispusiera de distintas fuentes de información, idea que también se aplicó al célebre Garganta profunda.

Pakula demuestra que se le da bien componer rompecabezas, encajar las distintas piezas de un relato complejo. Y eso a pesar de que comienza el film con poca fortuna, acumulando en exceso escenas de suspense sin hilvanar. Es además el momento elegido por el director para transmitir, sin excesiva sutileza, una prédica en la que muestra un grupo de fanáticos contrarios al aborto, aboga por los derechos de los homosexuales y da por natural la relación sentimental entre Darby y su profesor.

Pero a medida que avanza la película, acción e información ganan en coherencia, manteniendo el interés. La relación entre estudiante y periodista funciona perfectamente, y sin duda es el principal motor de la película. El mérito del guión y de los actores es mayor si se tiene en cuenta que apenas se ofrecen datos sobre los personajes.

Además de ser una intriga política bien construida, el film goza del habitual empaque de producciones de este tipo. La fotografía es impecable, y los escenarios reproducen muy bien la Casa Blanca o la grandiosa oficina del periódico de Gray. A ello se añade la partitura de James Horner, que renuncia a la vistosidad en aras de respaldar la incertidumbre de la trama.

José María Aresté

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares