El espantatiburones

TÍTULO ORIGINAL Shark Tale

GÉNEROS

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Directores: Vicky Jenson, Bibo Bergeron y Rob Letterman. Guión: Michael J. Wilson y Rob Letterman. Dibujos animados. 90 min. Jóvenes.

DreamWorks Animation lleva dos años muy buenos, en los que está ganando la partida a sus poderosos competidores de Disney, Fox y Warner. La clave ha estado en el eficaz estilo paródico que ha desarrollado en las dos partes de “Shrek”. Ahora repite la fórmula en “El espantatiburones”, especie de versión gamberra de “Buscando a Nemo”, que está arrasando en Estados Unidos.

Ambientada en una abigarrada ciudad de coral, relata la singular aventura de Oscar, un pececillo marchoso, divertido y algo frívolo, que ansía dejar su modesto trabajo de limpiador de ballenas, triunfar y vivir a lo grande en la zona más pija de la ciudad. Sus deseos se cumplen cuando, por un equívoco, se corre la voz de que ha matado él sólo a un tiburón. Oscar alienta la leyenda con la ayuda de Lenny, un sensible tiburón vegetariano que ha huido de la posesiva presión de su padre, Don Lino, el mafioso líder de los tiburones que asolan la zona. Pero durante el proceso, Oscar pone en peligro las relaciones con su novia, Angie, una encantadora pez ángel.

Durante una hora, la sucesión de golpes de humor paródico sostiene bien la película, por lo demás muy bien doblada -mejor en inglés que en castellano-, ágilmente montada y con una animación en 3D imaginativa y expresiva. Sin embargo, su cóctel de bromas actuales, homenajes fílmicos y canciones modernas no sorprende, pierde chispa en el tercio final y resulta tópico desde el punto de vista dramático. En todo caso son defectos leves que, aunque rebajan la calidad artística del filme, no estropean el valor como entretenimiento.

Jerónimo José Martín

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares