El crimen del Padre Amaro

Director: Carlos Carrera. Guión: Vicente Leñero. Intérpretes: Gael García Bernal, Sancho Gracia, Ana Claudia Talancón, Angélica Aragón. 120 min. Adultos.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Un sacerdote recién ordenado, frágil e inmaduro, es destinado a una zona de México controlada por narcotraficantes. Allí se encuentra con un párroco que vive con una mujer, mucha corrupción y una bella joven con la que inicia una tórrida aventura sexual. Pero el obispo del lugar sigue teniendo en él a su principal aliado. El guión adapta una obra del escritor portugués del siglo XIX Eça de Queirós. Y, al situarla en el año 2002, guionista y director han introducido adaptaciones nada inocentes.

La imagen de la Iglesia que minuciosamente construye Carrera es tenebrosa y aterradora: sacerdotes con amantes, una chica embarazada de un cura que le induce a abortar, un párroco que blanquea dinero del narcotráfico en connivencia con su obispo, un sacerdote de la teología de la liberación que prefiere la excomunión a la obediencia, declarando que él sirve al Evangelio antes que a la Iglesia… No sólo el celibato y la obediencia sacerdotales son cuestionados, cuando no ridiculizados; también abundan los sucesos que buscan herir la sensibilidad católica, como varias alusiones prepotentes contra Juan Pablo II.

Lo que podía haber sido la historia de un sacerdote poco maduro, que debe aprender el uso de la libertad, se queda en un espectáculo de barraca. La campaña desplegada por la productora no ha dudado en usar a su favor las lógicas y doloridas reacciones de muchos católicos mexicanos, despectivamente descritos como cavernícolas y reaccionarios.

Juan Orellana