Como una imagen

TÍTULO ORIGINAL Comme une image

GÉNEROS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Directora: Agnès Jaoui. Guión: Agnès Jaoui y Jean-Pierre Bacri. Intérpretes: Marilou Berry, Agnès Jaoui, Jean-Pierre Bacri, Laurent Grévill, Virginie Desarnauts. 110 min. Adultos.

Agnès Jaoui es una de las voces más interesantes del cine europeo actual. Formada como actriz, y pareja desde hace años del también actor Jean-Pierre Bacri, juntos han escrito películas de la talla de “Smoking No Smoking” y “On connait la chanson”, ambas dirigidas por Alain Resnais. En 1999, Jaoui y Bacri escribieron la comedia costumbrista “Para todos los gustos”, con la que ella debutó brillantemente en la dirección y ganó numerosos galardones. Esta brillante trayectoria gana velocidad en “Como una imagen”, Premio al mejor guión en el Festival de Cannes 2004. Se trata de una nueva disección coral y tragicómica del mundo actual, a la manera de Woody Allen, pero con un calado y un buen humor mucho mayores que los del cineasta neoyorquino.

Lolita es una inteligente y sensible estudiante parisina, traumatizada por su obesidad y por el desinterés hacia ella de su padre, el famoso novelista Etienne Cassard, un hombre egoísta y frívolo. La vida de esta “patita fea” adquiere una nueva dimensión cuando convence a su profesora de canto, Sylvia, para que dirija a una coral amateur que está preparando un recital en la iglesia de un pueblo. La iniciativa también ayuda a Sylvia a superar su propia inseguridad y la de su marido Pierre, un escritor en crisis.

Agnès Jaoui ha definido su película como “una historia de seres humanos que saben perfectamente qué harían en el lugar de otras personas, pero que no lo hacen muy bien cuando les toca vivir su propia vida”. Desde este planteamiento, la cineasta francesa ha creado una galería de personajes cercanos y entrañables, y a través de sus contradicciones indaga en temas muy sugerentes, como las relaciones de poder en el mundo actual -incluidas las relaciones padres-hijos-, la tiranía de la imagen y de la belleza física, la sed de amor y de reconocimiento, o el valor de la música clásica como reducto de espiritualidad en un mundo materializado.

Todo esto lo expone Jaoui con un tono ligero, pero sutil e inconformista, es decir, comprensivo con todos los personajes, pero exigente en los juicios morales sobre sus actitudes. Así se añade hondura y simpatía a la brillantez de los diálogos, a la excelencia de las interpretaciones y a la frescura de la puesta en escena.

Jerónimo José Martín

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares