Berlin Is in Germany

Director y guionista: Hannes Stöhr. Intérpretes: Jörg Schüttauf, Julia Jäger, Robin Becker, Tom Jahn, Edita Malovcic, Óscar Martínez. 93 min. Adultos.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Martin Schulz sale de la prisión de Brandeburgo en 2000, después de once años de encierro. Cuando ingresó en la cárcel era un ciudadano de la RDA; ahora, cuando se dirige lleno de esperanza a conocer a su hijo, descubre que tanto Alemania como su Berlín han cambiado. Ni el dinero que tenía cuando fue arrestado -con la efigie de Karl Marx-, ni su ropa, ni su viejo coche, pertenecen al nuevo mundo. Hasta los nombres de las calles han cambiado. La cárcel ha sido una auténtica cápsula del tiempo, y va a tener que aprender a vivir en el nuevo milenio. La ayuda que le presta su amigo Víctor, dueño de una sex shop, le costará cara.

Berlin Is in Germany es el primer largometraje de Hannes Stöhr, director alemán de 31 años, miembro de una generación joven que está realizando un cine idiosincrático, moderno y diferente del que hicieron los grandes del cine germano en los últimos decenios: Fassbinder, Herzog y Wenders. El director ha escrito una tragicomedia realista: el drama real de un hombre sencillo e inocente -fue condenado injustamente- que tiene que enfrentarse a un mundo sin duda mejor que la RDA, pero que le es hostil. Hay una sinfonía visual en la que se combinan las imágenes de la ciudad y la mirada cándida de Jörg Schüttauf, subrayadas por la partitura de Florian Appl. También hay un canto a la esperanza y a la solidaridad.

Son muchos más los temas abordados que los resueltos, porque el director no quiere dar su opinión sino incitar al espectador a sacar sus propias conclusiones. También abundan los defectos provocados por un rodaje de solo tres semanas. Y la trama de la sex shop resulta algo morbosa y soez. Pero no hay que llamarse a engaño; algunos de los problemas que el espectador puede encontrar no son debidos a fallos técnicos, sino a que muchas situaciones solo puede interpretarlas bien quien conozca a fondo el mundo alemán.

Fernando Gil-Delgado

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares