Belle Toujours

Director y guionista: Manoel de Oliveira. Intérpretes: Michel Piccoli, Bulle Ogier, Ricardo Trêpa, Leonor Baldaque, Júlia Buisel. 70 min. Adultos.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El anciano realizador portugués (Oporto, 1908) usa como frontón Belle de jour -la tortuosa película de Buñuel estrenada hace 30 años-, y lo hace para poner en juego sus temas predilectos: el amor, la conciencia, la moral, la culpa, el perdón.

El partido de Oliveira es lento y magistral, con presencia de los elementos característicos de su narrativa: uso muy inteligente de la música, largos planos, escasos movimientos de cámara, magníficos actores, bellas estampas del París de la alta burguesía, un tempo que más que permitir la reflexión la impone.

Gustará a los seguidores de Oliveira -por cierto, antropológicamente muy superior a Buñuel-; al resto les podrá parecer una nadería, el capricho de un anciano que ama el cine y quiere seguir trabajando con su amigo, el gran actor Michel Piccoli, fantaseando sobre una hipotética coda a la historia de la novela de Joseph Kessel. Hay que reconocer que en algún momento la parsimonia de Oliveira es pedante y absolutamente prescindible. La música del checo Antonin Dvorak (el bellísimo tercer movimiento de la sinfonía número 8 en sol mayor, inspirado en la música tradicional bohemia) y los planos de la estatua de bronce de Juana de Arco son un finísimo mensaje para un mundo apresurado y banal.

Oliveira estrenará en breve Cristobal Colón. El enigma, que ya está rodada. Envidiable energía la de D. Manoel, que es con mucho el cineasta en ejercicio más veterano en la historia del cine.

Alberto Fijo