Apolo 10½

Apolo 10½: Una infancia espacial

TÍTULO ORIGINAL Apollo 10½: A Space Age Adventure

PRODUCCIÓN EE.UU. - 2022

DURACIÓN 98 min.

PÚBLICOJóvenes

CLASIFICACIÓNLenguaje soez

PLATAFORMAS

ESTRENO01/04/2022

GÉNEROS,

GUIONISTAS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

A través de la infancia de Stan, un chico texano de 9 años, se presenta la controvertida historia estadounidense de la década de los 60, llena de luces y sombras, a la vez que recrea con sutileza los detalles cotidianos de su conservadora familia numerosa, siempre desde el pueril prisma de su protagonista. Para un niño de Austin, la carrera espacial no es un mero acontecimiento más, sino que forma parte de su vida y punto de partida de su imaginación.

Richard Linklater (1960) evoca los recuerdos de su niñez, abordando de nuevo alguno de los temas recurrentes de su filmografía, como son el paso del tiempo y la infancia. Si en Boyhood (2014) la pérdida de la inocencia en el paso a la edad adulta desprendía tristeza y desamparo, en especial ante las condicionantes decisiones de los adultos, en Apolo 10½ la mirada es nostálgica y amable. Centrada en el poder de la imaginación, la película está llena de encantadoras situaciones y recuerdos, entre los que destacan las prosaicas aventuras familiares (los juegos callejeros, el deporte o las luchas entre hermanos por el control de la televisión) y las constantes referencias a la cultura pop (a grupos de música, a afamados programas y series, o a los recreativos de moda). Sorprende, en este contexto tan afable y familiar, puntuales detalles de la vida del director, como la mención al uso de anticonceptivos por parte de su madre, el juego ingenuo de sus hermanas a la ouija o alguna burda broma sexual.

Linklater recurre a una trabajada animación que mezcla el dibujo tradicional con imágenes y animación por ordenador. Tampoco es una novedad en su filmografía, ya que el cineasta había realizado dos proyectos previos más experimentales, como son la inclasificable Waking Life (2001) y A Scanner Darkly (2006).

Por contraste, destaca el modo narrativo utilizado. La película, sostenida por la voz en off de un Stan adulto, narra con intensidad sus peripecias y los fundamentales acontecimientos de la historia de su país durante los 60. Sin embargo, el director texano destacaba en sus films por la ausencia de una estructura narrativa clara, como sucede en sus obras más conocidas, como son la trilogía Antes (Antes de amanecer, 1995; Antes del atardecer, 2004, y Antes del anochecer, 2013) o la ya mencionada Boyhood. No obstante, la fluidez y el elaborado guion mantienen la atención y el interés del espectador durante toda la trama. Ese fantástico guion, unido a la delicadeza del relato, convierten a Apolo 10½ en una de las más sobresalientes películas de Linklater.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.