Antes del atardecer

Guion: Richard Linklater, Julie Delpy y Ethan Hawke.

Intérpretes: Ethan Hawke, Julie Delpy.

100 min. Adultos.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Llega la secuela de Antes del amanecer a cargo del mismo director y actores. Continúa aquella interrumpida historia de amor, con los mismos protagonistas, nueve años más viejos. En la película de 1995, dos extraños se conocieron por casualidad, pasaron una noche juntos en Viena, y se separaron antes del amanecer, quedando en verse seis meses más tarde. Cosa que no hicieron. Ahora, en Antes del atardecer, del mismo director, se reencuentran casualmente en París, donde tendrán la oportunidad de averiguar por qué no fueron a la cita, qué ha sido de su vida esos años y, en definitiva, si siguen sintiendo algo el uno por el otro. El problema es que sólo disponen de un par de horas.

La película tiene el mismo formato pausado, dialogado e intimista, algo minimalista, de su antecesora. En realidad no “pasa” nada, simplemente asistimos a un reencuentro en el que va apareciendo lentamente, como el rocío, lo que cada personaje lleva dentro: sus miedos, sus fracasos, sus sueños… La conversación –eje casi central de la película– gira demasiadas veces sobre el sexo, lo cual infantiliza un poco lo que debía ser un encuentro entre personas maduras. Pero es que en realidad Jesse y Celine han madurado poco en esos años, síntoma del desconcierto propio del treintañero occidental.

La interpretación de los actores es brillante, así como el estilo general de la puesta en escena; escuchamos canciones interpretadas y compuestas por Julie Delpy; recorremos a gusto las calles de París. Pero poco más. Es, pues, una película pequeña, de escasas aportaciones, con una lectura antropológica de bajos vuelos, pero relativamente agradable y de cierta elegancia.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares