Aceprensa a fondo: 10 cuestiones sobre la cultura “woke”

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 4s.
Black-Lives-Matter

Arranca hoy Aceprensa a fondo, una serie de reportajes audiovisuales en los que profundizaremos en algunas de las tendencias que configuran hoy el panorama ideológico y cultural. Y el primer episodio (ver abajo) lo hemos dedicado a la cultura woke.

Aunque en Aceprensa le dedicamos un suculento dosier, quizás no sepas exactamente qué significa la cultura o el pensamiento woke. No eres el único. Hace unos meses, concretamente en mayo del 2021, un estudio de King’s College London afirmaba que un 26% de los británicos pensaban que ser woke era un piropo y un 24% que era un insulto. El 50% restante no tenía ni idea de qué le estaban hablando.

Y, sin embargo, a diario leemos noticias sobre estatuas derribadas, linchamientos en redes, personajes cancelados, discursos, artículos o chistes mutilados, de personas ofendidas o escandalizadas. Los temas que hay detrás de estas cancelaciones, censuras o espirales del silencio se llaman racismo, machismo, transfobia, apropación cultural o gordofobia, por ejemplo.

En resumen, ser woke es permanecer despierto (que es lo que significa este término  afromericano) ante las injusticias o discriminaciones que han sufrido o sufren las minorías raciales, sexuales o religiosas. En este sentido, la cultura woke se dibuja como especialmente sensible hacia las injusticias.

Hasta aquí muy bien. El problema que tiene a veces esta cultura woke es que algunos postulados que defiende y los medios para conseguir la justicia no son siempre del todo justos. Cosa que ha hecho que políticos tan poco sospechosos de conservadurismo como Obama o Macron hayan denunciado públicamente algunos comportamientos del pensamiento woke.

Para entender un poco más de este fenómeno, en Aceprensa a fondo, hemos entrevistado en profundidad a cinco periodistas o escritores que han trabajado sobre el tema. Ellos son Juan Soto Ivars, escritor y autor de La casa del ahorcado; Cristina Casabón, periodista y consultora de Country Risk; Irene González, columnista en Voz Pópuli; Pedro Herrero, director de Asuntos Públicos en Public; y Juan Meseguer, redactor jefe de Aceprensa.

Y les hemos peguntado desde los orígenes del pensamiento woke, hasta cuál es el futuro de esta corriente o si hay pensamiento woke en los partidos de derechas o es un fenómeno exclusivo de la izquierda occidental. En resumen, 10 cuestiones para entender un poco más esta tendencia ideológica y cultural.

Ana Sánchez de la Nieta
@AnaSanchezNieta

Ana Zarzalejos Vicens
@ana_zarzalejos

 

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Un comentario

  1. Muy buena iniciativa la de tratar a fondo asuntos polémicos. Quizá se pueda dar más espacio a la cultura de la cancelación: callar o desaparecer al que piensa u opina diferente. Sufre la libertad de expresión, la libertad de pensamiento y la libertad de conciencia.

Funcionalidad exclusiva para socios de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres socio conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no eres socio, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.