Matthew Page
El poder destructivo de la droga, visto a través de unos de personajes más o menos corrientes cuyo sentido moral es puesto a prueba.
Buen cine de aventuras, que supera la primera entrega de la saga y muestra, además de acción, personajes atractivos y cuestiones éticas.
Gore Verbinski traslada al Oeste la fórmula de "Piratas del Caribe" y consigue un western entretenido, pero que no encuentra el equilibrio entre violencia hiperrealista y comedia.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.