Don Cheadle
Gran remate de “Infinity War”, las tres horas de duración permiten alternar historias personales y gran épica, cerrar muchos relatos y dejar la puerta abierta a otros nuevos.
La primera película de la Marvel protagonizada por una superheroína, es una digno filme de entretenimiento… lejos del brillo de las mejores cintas de la franquicia.
No es una más de superhéroes, porque esta vez los directores arriesgan y sorprenden para explotar al máximo la acción y las historias de los personajes.
Junto a la mezcla habitual de acción y humor, en esta entrega vemos un superhéroe menos cínico y algunos toques de reflexión.
Un piloto con muchos problemas personales es sometido a investigación tras un accidentado vuelo. El guion se centra en el proceso más que en el drama interior del protagonista.
La segunda entrega cinematográfica del cómic de Marvel es menos ágil que la primera y se nota, para mal, el cambio de guionista.
Trama muy vista sobre terrorismo y espionaje, pero con momentos de originalidad y un final en punta.
Director: Paul Haggis. Guión: Paul Haggis y Robert Moresco. Intérpretes: Sandra Bullock, Don Cheadle, Matt Dillon, Jennifer Esposito, Brendan Fraser. 100 min. Adultos. (VXD).
Danny Ocean es un carismático ladrón que, tan sólo 24 horas después de cumplir una larga condena en prisión, ya está planeando su próximo delito. Su objetivo: realizar el mayor atraco de casinos de la historia. Para ello formará un equipo de once hombres, cada uno de ellos el mejor en su campo. Sin embargo surgirá un problema inesperado: el dueño de los locales, Terry Benedic, está saliendo con Tess, su ex-mujer.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.