Los costes sociales de la pornografía

publicado
DURACIÓN LECTURA: 8min.
Cuando el consumo de un producto es adictivo, está al alcance de cualquiera y a menudo es gratuito, no es extraño que se “normalice”. Pero eso no quiere decir que sea inocuo. En la era de Internet, la pornografía ha invadido no solo los ordenadores sino también las mentes de muchos. Lo cual está teniendo unos costes en términos de salud mental, tensiones en las parejas y depreciación de la sexualidad. El Whitherspoon Institute, conjuntamente con el Institute for the Psychological Sciences y el Social Trends Institute, empezó a organizar hace años un ciclo de conferencias sobre los efectos de la pornografía. En él han intervenido expertos de diferentes sectores: psicólogos, psiquiatras, sociólogos, ...

Contenido oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.