Una mirada al cine

Centro Español de Estudios Cinematográficos y Audiovisuales. Madrid (1997). 219 págs. 1.500 ptas.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

“Todos los ojos pueden ver una película, pero no todos saben ver el cine”. Esta declaración de principios sirve de pórtico al libro Una mirada al cine, en el que Pascual Cebollada aporta la capacidad divulgativa que le ha dado su dilatada trayectoria como crítico, así como su larga experiencia como profesor de Historia del Cine. Se trata de una magnífica introducción al cine como lenguaje y como arte.

El afán de profundidad marca cada capítulo del libro, completado siempre con una amplia bibliografía específica y con listados de películas agrupadas por géneros, estilos, etc. Los dos primeros capítulos dan una profunda visión del poder de la imagen como tal y de su concreción en el cine. El capítulo tercero se adentra en la teoría y el lenguaje cinematográfico, quizá el aspecto más directamente relacionado con las claves para saber ver cine. Por eso, Cebollada dedica especial atención a la riqueza interna y externa del universo fílmico (espacio, tiempo, movimiento, ritmo, trucaje y relatividad), a la imagen fílmica (planos, angulaciones, iluminación, encuadre, color, música y sonido) y a la estructura fílmica (argumento, guión y montaje).

Para completar este enfoque, en los siguientes dos capítulos, Cebollada ofrece dos breves historias del cine, una a través de los principales movimientos artísticos y creadores, y otra a través de los géneros cinematográficos, que han ido delimitando unas pautas creativas que también permiten apreciar la originalidad estilística y narrativa de las nuevas películas.

Bien asentados los aspectos estéticos e históricos del cine, Cebollada analiza a continuación sus aspectos comerciales o puramente profesionales -cómo se hace en concreto una película-, que dan nuevas luces para saber delimitar una auténtica película de un simple producto comercial de entretenimiento. Este mismo afán lleva al autor a reflexionar en el novedoso capítulo octavo sobre el propio espectador, como el otro gran protagonista del cine. En este punto, el autor llama la atención sobre la enorme influencia del lenguaje audiovisual y sobre la necesidad de desarrollar un riguroso espíritu crítico.

Cebollada finaliza la obra con un interesantísimo estudio sobre la historia y la actual situación legal de la enseñanza del cine en España. Esta obra logra con creces su objetivo de aproximar el cine a cualquier espectador, y no sólo en sus aspectos técnicos sino también en los contenidos antropológicos.

Jerónimo José Martín

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares