Rúa

Miguel Torga

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Alfaguara. Madrid (1994). 156 págs. 1.500 ptas.

Miguel Torga es el pseudónimo de Adolfo Correia da Rocha, nacido en San Martinho de Anta en 1907. Hijo de pobres campesinos, trabajó desde niño en Oporto, ingresó en el seminario de Lamego, emigró a Brasil para trabajar como peón de minas, regresó a Coimbra para estudiar el Bachillerato y la carrera de Medicina. Tras una extensa y heterogénea obra literaria, entre la que pueden destacarse, de las publicadas en castellano Antología Poética (Rialp), Cuentos de la montaña (Alfaguara) y Piedras labradas (Alfaguara), Torga representa uno de los más firmes valores de la literatura portuguesa actual.

Este libro de relatos, publicado en Portugal en 1942, es un buen ejemplo de su talante y calidad literaria. Las trece narraciones tienen en común su ambientación urbana, lo cotidiano de sus hechos y la vocación provinciana de sus personajes. Como telón de fondo laten casi siempre el amor -muchas veces imposible-, la ternura, la necesidad de los otros y la muerte. La muerte aparece como refugio esperado y buscado, que en demasiadas ocasiones adquiere la forma de un suicidio liberador. Torga, radical y crítico con las limitaciones y defectos de la sociedad en que vive, muestra en sus cuentos una cierta esperanza en la otra vida, aunque matizada por su agnosticismo.

Tampoco abandona en estos relatos su vocación médica, pues además de presentar dos temas relacionados directamente con la enfermedad, deja traslucir el acercamiento humano de personajes que toman partido por los más desvalidos como algo familiar a la esencial relación médico-enfermo clásica. Rúa es una desgarrada lección de humanidad, de elegantes tintes poéticos, que deja el sabor de la buena literatura.

Ángel García Prieto

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares