9788418245527_L38_04_l

Los días del Cáucaso

AUTOR

EDITORIAL

TÍTULO ORIGINALJours caucasiens

CIUDAD Y AÑO DE EDICIÓNMadrid (2020)

Nº PÁGINAS316 págs.

PRECIO PAPEL19,95 €

PRECIO DIGITAL9,99 €

GÉNERO

“Cuando echo la vista atrás –escribe la autora–, todo me asombra. Esta infancia medio oriental, medio alemana, y más tarde rusa, es la mía. La niña soñadora, introvertida y más bien desobediente soy yo”. En estas memorias cuenta su vida desde su nacimiento en Bakú, la capital de Azerbaiyán, hasta 1924, cuando consigue establecerse con parte de su familia en París.

Umm El-Banu Äsâdullayeva (1902-1992) –Banine es su seudónimo– pertenecía a una familia “extraña, exótica y riquísima” gracias al petróleo. Su madre falleció en el parto y, como sus otras tres hermanas mayores, fue educada por una institutriz alemana, de quien aprendió francés, alemán, piano y unos modales occidentales que contrastaban con las costumbres azeríes de su numerosa parentela. La autora dedica muchas páginas a comentar su relación con sus tías y primos, constantemente reunidos y ruidosamente enfrentados por la herencia de los abuelos, por el dinero y por el juego.

“Mis primeros años fueron los más felices”. Como era la pequeña, fue mimada por todos sus familiares menos por su padre, siempre ausente, en continuos viajes de negocios hasta que volvió a contraer matrimonio, suceso que transformó la vida de la familia y de la propia Banine. A partir de la boda, tuvo en Amina, su madrastra, un nuevo modelo de vida que, como alguna de sus primas, disentía de la tradición familiar.

Su adolescencia coincide con cambios importantes en la vida de su familia y de su país, con la Primera Guerra Mundial y el triunfo de la Revolución rusa, que provocó turbulencias en el Cáucaso: nuevos enfrentamientos entre armenios y azeríes, así como la efímera independencia de Azerbaiyán, hasta que el Ejército Rojo recuperó el dominio.

El libro, muy ameno, permite conocer el mundo interior de Banine, una joven enamoradiza, insatisfecha, soñadora, moderna, que tiene que plegarse a los intereses familiares, también en su matrimonio, pues para las mujeres azeríes, casarse era un rito obligado que poco tenía que ver con el enamoramiento. Banine y su prima Gulnar viven obsesionadas con el amor, con una concepción adolescente, liberal y romántica de las relaciones afectivas que toman de sus lecturas y de sus contactos con el mundo occidental de Bakú (ciudad en la que también se ambienta otra novela sobre la vida en Azerbaiyán, Alí y Nino, de Kurban Said, publicada en 1937). Entramos así la intimidad de una singular familia musulmana que tiene que asimilar unos episodios históricos que ponen patas arriba su férreo mundo social y sus tradiciones. Cuando escribe sus memorias, que publicó en 1945 en París, la propia autora es consciente de que está escribiendo sobre un caducado estilo de vida.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares