Legacy

Roca Juvenil. Barcelona (2010). 432 págs. 20 €. Traducción: Carol Isern.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Legacy es la primera entrega de lo que será una trilogía (Allegiance, la segunda parte, está recién terminada, y Redemption está en preparación). Es la ópera prima de una jovencísima autora que comenzó a escribirla con sólo 14 años y la publicó en agosto pasado, cuando tenía 16. Pese a su cortas edad y experiencia, Cayla Kluver logra que la historia se desarrolle ante los ojos del lector de una manera bastante correcta, con las dosis adecuadas de acción y de intriga, y sin dejar de lado aspectos románticos, muy bien tratados, que resultan del gusto de las adolescentes.

La joven princesa Alera, del reino de Hytanica, acaba de cumplir 17 años, edad a la cual debe elegir un pretendiente para asegurar la sucesión al trono de su padre. Está fascinada por un desconocido guerrero, Narian, del reino enemigo de Cokyria. Sin embargo, su padre quiere casarla con el arrogante Steldor, hijo del capitán de la guardia. Tras descubrir el pasado de Narian, Alera se verá envuelta en un tenebroso mundo de intrigas palaciegas y antiguas luchas de linaje donde desconfiará de todos. A ello se suma la amenaza de una guerra con el reino vecino a causa de la estancia de Narian en Hytanica.

La autora describe la vida en palacio de la princesa y de su familia, las relaciones con otros miembros de la corte, los actos sociales reales, la cotidianidad del reino de Hytanica y de sus habitantes, de un modo entrañable. La cortesía, la amabilidad y el trato educado entre los protagonistas están presentes a lo largo de toda la obra. Se agradecen también los cuidados diálogos entre los personajes, que nos dejan entrever cómo en la vida diaria de palacio se desarrollan con toda naturalidad valores como el compromiso, la veracidad, la amistad o la fidelidad. Asimismo, las descripciones contribuyen a que el lector se sitúe perfectamente en los distintos ambientes donde tiene lugar la acción.

La historia no termina con Legacy, como queda patente al final del libro. El buen tono de la obra contribuye a que el lector se quede con ganas de más.