La verdad en los tiempos de la posverdad

La verdad en los tiempos de la posverdad

EDITORIAL

CIUDAD Y AÑO DE EDICIÓNMadrid (2020)

Nº PÁGINAS198 págs.

PRECIO PAPEL15 €

PRECIO DIGITAL8,99 €

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Junto con el interés que tiene el poner en diálogo a santo Tomás de Aquino y Heidegger, el mérito de este ensayo estriba en el redescubrimiento de la riqueza de la concepción clásica de verdad y la explicación de la dimensión ontológica de esta. Pocas definiciones son tan conocidas y, al mismo tiempo, tan erróneamente entendidas como la que afirma que la verdad es la adecuación de la inteligencia con la cosa. Enfrentándose al representacionismo, para el que la verdad consistiría en la imagen o copia de lo que es, Gómez Pérez recuerda el sentido aristotélico de conformación: en la verdad, la inteligencia aprehende la forma del objeto, identificándose de algún modo con él.

La precisión no es superflua, sobre todo si se tienen en cuenta las aporías a las que conducen tanto el racionalismo como el empirismo. Desde este punto de vista, tal vez la principal virtud de estas páginas sea la de exponer con claridad, y casi sin pretenderlo, los fundamentos del realismo, una corriente filosófica asentada en el sentido común, cuyas tesis a veces se malinterpretan o confunden, por desgracia, con las racionalistas. Nada hay más lejos de la abstracción fútil y la conceptualización vacía, del dogmatismo y de la ensoñación especulativa, que esa luminosa tradición que se remonta a Aristóteles, pero que tiene en el Doctor Angélico uno de sus mejores enclaves.

La tesis de fondo del libro es importante en la medida en que adivina soluciones a la deriva relativista y reconcilia la verdad con la condición histórica del hombre. La lectura directa de santo Tomás –y no de sus remedos pseudoescolásticos, en ocasiones peligrosos– muestra que el conocimiento de la verdad cambia porque cabe siempre una mayor profundización en la riqueza que la realidad nos muestra. Es en ese sentido en el que resulta trascendental comprender lo que la verdad tiene de histórico, no porque sea relativa o un constructo artificial, como sostienen los posmodernos, sino porque lo real resulta inagotable. Y es esto, justamente, lo que convierte al de Aquino en un filósofo “perenne”; en palabras del autor de este ensayo, “supo presentar la verdad sin cerrar el camino a una profundización más rica, más detallada”.

Sorprende saber que el texto fue presentado como tesis doctoral en los sesenta, porque no ha perdido actualidad. Aunque con modificaciones y añadidos bibliográficos, el autor no ha cambiado sustancialmente el contenido. Se añade un epílogo en el que Gómez Pérez sitúa el debate contemporáneo sobre la posverdad. Al captar la historicidad de nuestras comprensiones, este libro muestra lo estéril y equivocados que resultan muchos de los enfoques que han decidido liquidar la verdad.