La minoría cristiana

Rialp. Madrid (2009). 245 págs. 15 .

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Dentro de la Biblioteca del Cincuentenario, la editorial Rialp ha decidido reeditar este ensayo de Rafael Gómez Pérez, que apareció en 1976. El libro fue en su momento un análisis inteligente sobre lo que significaba el desprecio social y cultural hacia lo cristiano, que empezaba a estar en minoría en países de vieja tradición cristiana. Lo primero que se debe señalar es que no ha perdido actualidad y que todavía quienes se deciden a vivir su fe en serio se encuentran en minoría. De hecho, el autor reconoce en el prólogo a la nueva edición que la situación de los cristianos se ha agravado: ahora, señala, se encuentran en los arrabales del sistema. La cultura desprecia el sentido de lo religioso y ridiculiza el mensaje cristiano; la economía desoye los valores y la política pretende mediante ciertas leyes cambiar las convicciones de los individuos.

En cualquier caso, estas páginas pretenden ser una apología del cristianismo y ciertamente consiguen su propósito. En efecto, ante esta situación Gómez Pérez no se deja llevar por el desánimo; más bien, con el optimismo de quien está convencido de la verdad, opta por hacer frente a las circunstancias con realismo, inteligencia y eficacia. Es necesario que el cristiano en minoría no sucumba ante los reclamos de lo políticamente correcto o del ambiente consumista. La fuerza de lo anticristiano, precisamente, se nutre de la comodidad y de la frivolidad.

En el libro se repasan diferentes argumentos en contra de la existencia de Dios o, en su caso, en contra del cristianismo. Asimismo, se intenta desmontar la pretendida contraposición entre ciencia y religión, un tema también hoy recurrente. Rafael Gómez Pérez argumenta de forma limpia, acude al sentido común y a la experiencia con el fin de subrayar la armonía de la fe y la razón y el destino universal del cristianismo.

Pero tal vez el mensaje más importante del libro es la llamada al compromiso personal y a una vida verdaderamente cristiana en esa situación de minoría. Como señala al final de este ensayo, la fuerza de una idea no depende tanto del número de quienes la defienden como de la convicción; de ahí que pueda decir que una convicción firme y decidida puede multiplicar la minoría, como sucedió también en los primeros tiempos del cristianismo.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares