Instrucciones para una ola de calor

Salamandra.

Barcelona (2013).

313 págs.

18 € (papel) / 12 € (digital).

Traducción: Sonia Tapia.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Una versión de esta reseña fue publicada en el servicio impreso 71/13

En el verano de 1976 una intensa ola de calor se abate sobre Londres. Robert Riordan, ya jubilado, sale de casa como todas las mañanas para comprar el periódico. A diferencia de las anteriores, esta vez no vuelve. Su mujer, Gretta, convoca a sus tres hijos, Michael, Monica y Aoife, para que le ayuden en la búsqueda de su padre.

Instrucciones para una ola de calor contiene cuatro tramas que la autora trenza con gran habilidad: la de la familia Riordan y sus pesquisas para averiguar el paradero de Robert; la de Michael y sus intentos por salvar su matrimonio; la de Monica, que se siente rechazada por las hijas de su segundo marido; y la de Aoife, la disléxica hermana menor que duda sobre la conveniencia de irse a vivir con su novio al que ha conocido en Nueva York donde trabaja como asistente de una afamada fotógrafa.

Después de los compases iniciales, Gretta consigue adivinar que su marido se ha ido a un pequeño pueblo de Irlanda, a donde se traslada toda la familia en su búsqueda. La acción se ralentiza. Algo tiene que pasar y O´Farrell consigue transmitir al lector la sensación de espera. Sin embargo, logra mantener la tensión pues el lugar y las circunstancias que hacen que Robert acuda precisamente allí tienen que ver con la historia de la pareja Riordan; una historia sobre la que Gretta ha guardado silencio todos esos años y que desvela progresivamente a sus hijos.

La convivencia forzada durante los tres días que dura la búsqueda hace que salgan a la luz heridas del pasado, lo que no se dijo pero se intuyó, las medias verdades o mentiras en las que se han basado los lazos familiares. Perseguir un objetivo común durante esos días, aunar fuerzas en la misma dirección, consigue que los fantasmas del pasado se desvanezcan y que, de algún modo, se reconcilien entre ellos.

O´Farrel disecciona con precisión las actitudes de distintas generaciones sobre los mismos temas: el matrimonio, la maternidad, las relaciones prematrimoniales y la religión. Los Riordan son católicos irlandeses, pero la fe no es para ellos un motivo de consuelo sino de sufrimiento en la medida en que censura sus comportamientos tantas veces desordenados. Los personajes están emocionalmente perdidos, se sienten solos y sufren. La autora los recrea con cercanía y calor, se muestra comprensiva con sus debilidades y equivocaciones y es imposible no sentir ternura hacia ellos.

O´Farrel, irlandesa (1972), madre de tres hijos, autora de varios títulos galardonados con diferentes premios, escribe un drama familiar con tintes de thriller. La novela presenta algunas de sus señas de identidad con temas ya tratados en otros títulos como La extraña desaparición de Esme Lennox: una familia con secretos acerca de su pasado, las relaciones entre hermanos y el impacto psicológico de las pérdidas.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares