Freud. El crepúsculo de un ídolo

Taurus.
Madrid (2011).
497 págs.
22 €.
Traducción: Horacio Pons.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
La lectura de este libro puede suscitar en quien lo lee el antiguo tema: ¿es separable la obra de su autor? Resulta que Onfray acusa a Freud –entre otras cosas: incestuoso, pro- fascista, ávido de dinero, homofóbico…– de haber querido hacer pasar por una ciencia con valor universal lo que no era más que su propia historia personal. El psicoanálisis explicaría sólo los miedos, traumas, complejos, del propio Freud. Era un filósofo, un novelista, un artista, pero no un científico.

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción